El ministro de Cultura y Deporte, José Guirao
El ministro de Cultura y Deporte, José Guirao

Nuevo ultimátum del Ministerio de Cultura a la SGAE

Según explica el requerimiento al que ha tenido acceso Efe, Cultura recuerda a la SGAE lo exigido en el apercibimiento que le enviaron el pasado 27 de septiembre de 2018, en el que le pedía que ajustara sus estatutos al Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual (TRLPI), por el que se incorporan al ordenamiento jurídico español dos directivas europeas Ley de Propiedad

Actualizado:

El Ministerio de Cultura ha enviado un nuevo requerimiento a la SGAE para que en el plazo de cinco días le informe sobre las medidas que han tomado para cumplir con normativa vigente: reformar sus estatutos, cumplir con el nuevo reparto de derechos y aplicar el voto electrónico.

Según explica el requerimiento al que ha tenido acceso Efe, Cultura recuerda a la SGAE lo exigido en el apercibimiento que le enviaron el pasado 27 de septiembre de 2018, en el que le pedía que ajustara sus estatutos al Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual (TRLPI), por el que se incorporan al ordenamiento jurídico español dos directivas europeas Ley de Propiedad.

Es decir, modificar sus estatutos, habilitar el voto electrónico y adaptar el reparto de derechos recaudados a esta nueva normativa, que dice que entidades de gestión de derechos como la SGAE no podrán repartir más de un 20 % de lo recaudado por cada autor por la emisión de su obra en un horario con "ausencia de audiencia significativa" (la franja nocturna).

Tres «incumplimientos graves» que a la fecha presente no han sido corregidos por parte de la SGAE.

Como indica el documento, el Ministerio de Cultura «presume» que la propuesta de nuevos estatutos será sometida a la votación de los miembros de la SGAE en la asamblea general ordinaria que celebrarán el 24 de junio.

«No obstante, en todo caso, en la medida en que la asamblea general de la SGAE todavía no ha aprobado la modificación de sus estatutos necesaria para adecuarse al vigente TRLPI y, lógicamente, la SGAE tampoco ha solicitado a este Ministerio la autorización de la misma conforme al artículo 155.1.b) del TRLPI, a la fecha presente se mantiene la situación de incumplimiento existente», dice el requerimiento.

En cuanto al voto electrónico, Cultura indica que «a la fecha presente» la SGAE también mantiene la situación de «incumplimiento»: «el 26 de octubre de 2018 la SGAE celebró elecciones a miembros de su junta directiva mediante un procedimiento electoral que no respetó de forma íntegra los derechos reconocidos a sus miembros en el TRLPI».

Por último, Cultura en su requerimiento también recuerda que en su apercibimiento del 27 de septiembre pedía que se «adoptaran las medidas necesarias» que permitan que el reparto de derechos del ejercicio 2018 se hiciera según lo establecido en la nueva ley de Propiedad Intelectual.

En este sentido, el ministerio dice que la junta directiva de la entidad no ha «adoptado acuerdo alguno» sobre el reparto efectuado en junio de 2018 a «los titulares de derechos de comunicación pública de obras musicales emitidas en televisión de madrugada (de 02:00 a 07:00 horas)».

Este reparto, como se puso de manifiesto en el informe de la Subdirección General de Propiedad Intelectual de 8 de febrero de 2019, «no fue equitativo» y se realizó aplicando un reglamento de reparto que «no garantizó que la participación en el reparto de esos titulares fuera proporcional a la utilización de sus obras y, en consecuencia, a la recaudación que contribuyeron a generar a la SGAE».

Además, el ministerio requiere a la SGAE para que informe sobre las medidas y ajustes (incluyendo plazos) que va a realizar para implementar el acuerdo de su junta directiva de 7 de mayo de 2019 sobre el reparto de derechos de ejecución de diciembre de 2018 (la SGAE realiza dos repartos de derechos al año).

Por todo esto, a día de hoy, «se mantiene la situación de incumplimiento existente cuando se acordó el apercibimiento de 27 de septiembre de 2018 en lo que respecta al tercero de sus requerimientos», concluye este nuevo requerimiento.