Juan Manuel Bonet, director del Instituto Cervantes

No podemos estar más de acuerdo

El informe dado a conocer por el British Council sobre los idiomas del futuro, en la perspectiva del Brexit, pone el acento sobre el hecho de que más que nunca, para los ciudadanos británicos es vital no aislarse y hablar idiomas extranjeros

Juan Manuel Bonet, director del Instituto Cervantes
Actualizado:

El informe dado a conocer por el British Council sobre los idiomas del futuro, en la perspectiva del Brexit, pone el acento sobre el hecho de que más que nunca, para los ciudadanos británicos es vital no aislarse (en la raíz de este verbo, está el sustantivo isla), y hablar idiomas extranjeros. El subtítulo no puede ser más explícito: «Los diez idiomas extranjeros que el Reino Unido necesita para convertirse en una nación verdaderamente global». Desde la perspectiva del Instituto Cervantes, lo más importante del mismo es el reconocimiento del hecho de que el idioma clave en ese sentido es el español, que como es lógico tratándose del segundo idioma de comunicación del mundo, encabeza la lista de esos diez que es más importante que los ciudadanos del Reino Unido conozcan. Además de destacar la pujanza del español en las universidades británicas, donde es el idioma más popular entre los estudiantes, se subraya el hecho de que España es uno de los principales destinos turísticos de los ingleses. Pone el acento sobre la fuerza de nuestro idioma en internet. También sobre el hecho de que para quienes lo dominan se refuerza la posibilidad de posicionarse en el mundo de los negocios, tanto en nuestro país como en el continente americano, y a este último respecto además de mencionar a Chile, Colombia y México en tanto que mercados clave para el Reino Unido, nos recuerda que los Estados Unidos son el país del mundo con una mayor minoría hispanohablante.

No podemos estar más de acuerdo con el reconocimiento por parte del British Council, que se dirige a los ciudadanos británicos a partir de un conocimiento exhaustivo de la opinión pública del país, de la importancia de aprender español, por los vínculos del Reino Unido con España, y porque dominándolo, también se accede a Iberoamérica. Las reflexiones dadas a conocer por esta institución hermana coinciden con nuestros propios análisis –incluidos los que emanan de nuestro Observatorio de la Lengua Española en los Estados Unidos, nuestra delegación en la universidad de Harvard-, y con nuestras propias previsiones. Con satisfacción comprobamos que cuatro siglos después, quienes velan por la salud del idioma de Shakespeare, tienen claro que el idioma de Cervantes es más que nunca el otro idioma importante del mundo.

Juan Manuel Bonet, director del Instituto CervantesJuan Manuel Bonet, director del Instituto Cervantes