Las V Jornadas AEOS - Fundación BBVA abordan 'El poder de las orquestas' en las crisis migratorias o la igualdad de género

'El poder de las orquestas' es el lema bajo el que se ha desarrollado la quinta edición de las...

Actualizado:

'El poder de las orquestas' es el lema bajo el que se ha desarrollado la quinta edición de las jornadas organizadas conjuntamente por la Asociación Española de Orquestas Sinfónicas y la Fundación BBVA. Este año se analiza el papel de las formaciones musicales como impulsoras de cambio en ámbitos como la justicia social y la inmigración, la igualdad de género, la conexión con las nuevas generaciones o la empleabilidad de los nuevos intérpretes. Este encuentro bienal cuenta también con la colaboración del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música. Antonio Garde es subdirector de música y danza del INAEM. La primera de las ponencias ha corrido a cargo de Stanford Thompson. Trompetista nacido en Atlanta, es fundador y director ejecutivo de 'Play On, Philly!', una academia y orquesta que proporciona formación musical a estudiantes de secundaria en barrios desfavorecidos de Filadelfia; formación que favorece también su rendimiento en el colegio: "Vemos que los niños van a la escuela un 30 por ciento más que el resto de los estudiantes y que apenas tienen problemas de conducta", ha explicado en una entrevista. 'Música, justicia social e inmigración' es el título del primero de los paneles programados para esta edición en el que han participado tres ponentes. Sus trabajos son diferentes pero tienen un punto en común: la utilización de la música clásica como contribución positiva para afrontar los cambios sociales que está induciendo la crisis migratoria. Un ejemplo es el proyecto 'The Dream Orchestra', creado en Suecia por Ron Álvarez hace más de dos años. Su objetivo es facilitar la integración de los refugiados que llegan a este país nórdico sin padres ni tutores a su cargo. Otro trabajo destacado es el que desarrolla el Instituto Nacional de Música de Afganistán. Creado en 2010, el 50 por ciento de sus 250 alumnos proviene de situaciones de vulnerabilidad. Cuentan con una orquesta formada únicamente por mujeres, apostando así por su promoción. Proyectos, experiencias y debates que contribuyen a poner de relieve temas de interés para las orquestas sinfónicas y su entorno.-Redacción-