Un fotograma de la película «Avatar», en la que estará inspirado el espectáculo permanente del Circo del Sol en China
Un fotograma de la película «Avatar», en la que estará inspirado el espectáculo permanente del Circo del Sol en China - ABC

El Circo del Sol tendrá un espectáculo permanente en China ambientado en «Avatar»

El espectáculo, que se llamará «Toruk» y en cuya creación estará involucrado James Cameron, se estrenará en 2017 en Hangzhou

Actualizado:

El Circo del Sol, la compañía canadiense que en las últimas décadas revolucionó las artes circenses y escénicas con sus espectáculos cargados de imágenes poéticas, tendrá en el este de China un espectáculo permanente, ambientado en el mundo de la película «Avatar».

Según anunció la agencia oficial Xinhua, ha sido el presidente ejecutivo de la compañía, Daniel Lamarre, quien ha anunciado la decisión de crear el espectáculo, que se llamará «Toruk - El primer vuelo», para el año 2017, con ayuda económica de sus inversores del grupo chino Fosun y el estadounidense TPG.

Lamarre anticipó también que James Cameron, el director de «Avatar», estará involucrado en la creación de «Toruk», y que la compañía está preparando la apertura de una oficina en Shanghái para dentro de tres meses. Con todo, el espectáculo se instalará en un teatro de 1.400 butacas que la compañía creará en la próspera ciudad oriental de Hangzhou, famosa por su Lago del Oeste, que la convierte en una de las más atractivas para el turismo interior chino, y que se encuentra a 170 kilómetros de Shanghái.

Otros grandes espectáculos escénicos de características similares se han llevado a cabo con éxito en Hangzhou desde hace años, entre ellos el llamado «Impression West Lake», concebido por el director de cine chino Zhang Yimou, autor de otros espectáculos similares y de la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

El tirón de este tipo de eventos fue puesto a prueba también hace unos meses por Wang Jianlin, el magnate fundador del gigante inmobiliario chino Wanda, que abrió en diciembre pasado, en la ciudad central china de Wuhan, un teatro creado explícitamente para albergar un espectáculo permanente de similar inspiración.

Se trata del «Show Hang», una obra para la que fue contratado el propio artista italo-belga Franco Dragone, que dirigió el Circo del Sol entre 1985 y 1998, y que dio al montaje chino la misma impronta de fusión de circo, artes escénicas y visuales, con actuaciones espectaculares de acróbatas y poéticos efectos visuales.

El Circo del Sol, creado en 1984, es la mayor empresa circense del mundo, con más de 4.000 empleados en todo el planeta, y un público de hasta 15 millones de espectadores de sus espectáculos en todo el mundo durante el año pasado, según la compañía.