El prototipo de SpaceX, Starhopper, se elevó en los cielos de Texas este martes
El prototipo de SpaceX, Starhopper, se elevó en los cielos de Texas este martes - REUTERS

StarhopperImpresionantes imágenes del vuelo de prueba de la nave que Elon Musk quiere enviar a Marte

El prototipo, llamado Starhopper, se elevó lentamente a unos 150 metros de su plataforma de lanzamiento en Brownsville, Texas

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

SpaceX ha lanzado este martes un prototipo inicial del cohete Mars de la compañía, liderada por el siempre polémico Elon Musk. El prototipo, denominado Starhopper, se elevó lentamente a unos 150 metros de su plataforma de lanzamiento en Brownsville, Texas, y se impulsó unos 200 metros hacia el este sobre una plataforma de aterrizaje adyacente, completando en unos segundos una prueba de baja altitud aparentemente exitosa. Se trata de la nueva generación de naves que pretenden transportar todo tipo de cargas, incluidos humanos.

La prueba del motor de cohetes Raptor, que está diseñado para impulsar el próximo cohete Starship, tiene un refuerzo reutilizable de dos etapas que se espera que desempeñe un papel central en los objetivos de viaje espacial interplanetario de Musk, incluido Marte. El prototipo de vehículo, muy parecido a un depósito de agua o incluso a una cafetera, fue programado originalmente para su despegue se probase el lunes, pero un problema de cableado retrasó el experimento.

Cerca de una docena de personas que vivían en el pueblo adyacente de Boca Chica, a poco más de una milla del sitio de la prueba, habían sido instadas con anticipación a abandonar sus hogares como precaución ante el sonido de las sirenas de la policía que sonaban minutos antes del lanzamiento. Los avisos, distribuidos por los oficiales del alguacil con tres días de anticipación, advirtieron sobre un posible evento que podría romper ventanas y poner en peligro a cualquier persona que permaneciera dentro de su casa en caso de un mal funcionamiento explosivo.

Aún así, la prueba fue todo un éxito y el propio Elon Musk felicitó a sus ingenieros por el trabajo. El siguiente paso para el motor Raptor será llevar a cabo nuevas pruebas, aunque se espera que para principios de octubre se pueda realizar el vuelo a 200 metros de altura, según ha anunciado el jefe de SpaceX a través de Twitter.