Cartel de la NASA reflejando el establecimiento de un laboratorio orbital en la Luna, como paso anterior a enviar astronautas al satélite - NASA

Nace Artemisa, el programa espacial de la NASA para enviar astronautas a la Luna

La agencia ha bautizado a la misión que sucederá a la histórica Apolo, en 2024. Además el presidente Donald Trump ha anunciado un aumento del presupuesto destinado a la empresa de 1.600 millones de dólares

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La National Aeronautics and Space Administration (NASA) ha puesto el nombre de Artemisa al programa que sucederá a las históricas misiones Apolo y que tendrá como objetivo permitir el regreso de astronautas estadounidenses a la Luna en el año 2024. Además, este lunes, la administración del presidente Donald Trump ha pedido al Congreso incrementar el presupuesto de la NASA en 1.600 millones de dólares para permitir el éxito de esta iniciativa.

El aumento del gasto está encaminado a desarrollar e investigar un sistema de aterrizaje de astronautas en el satélite, según la NASA. El nombre de Artemisa hace referencia a la hermana de Apolo, una divinidad que representaba la caza y la luna en la mitología clásica.

La decisión de aumentar el presupuesto, anunciada a través de Twitter, se produce dos meses después de que el vicepresidente Mike Pence declarase el objetivo de acortar en cuatro años el plazo para enviar astronautas al satélite.

Además, el anuncio llega cinco meses después de que China se convirtiera en la primera nación en posar un robot en la cara oculta de la Luna y de que las autoridades del país anunciasen su deseo de enviar taikonautas, astronautas chinos, al satélite.

El incremento propuesto llevaría el presupuesto de la NASA hasta los 22.600 millones en 2020, y no supone transformar un modelo de financiación en el que la agencia se basará en los socios privados.

Nueva cápsula y nuevo cohete

«Nuestro objetivo es construir un programa que nos lleve a la Luna lo más rápido posible», ha dcho Jim Bridenstine, administrador general de la NASA, para Reuters. «En los próximos años, necesitaremos fondos adicionales. Pero esta es una buena cantidad de dinero que nos permitirá salir al ruedo de una forma fuerte».

Sin embargo, Phil Larson, asesor de política espacial en la administración de Barack Obama, se ha mostrado escéptico al hablar con Reuters. «Me preocupa que sin la apropiada implicación por parte del congreso, esta modificación del presupuesto sea, en el mejor caso, una enorme pérdida de tiempo, y en el peor, que esté llevando a fechas que podrían retrasar a la NASA durante años».

Representación del cohete superpesado SLS, que será el más potente de la historia
Representación del cohete superpesado SLS, que será el más potente de la historia - NASA

Sea como sea, Bridenstine ha adelantado que 651 millones de dólares del incremento de presupuesto estarán encaminados a financiar los trabajo en el cohete superpesado de la NASA, el Space Launch System (SLS), que será la columna vertebral de las futuras misiones a la Luna, a Marte y a asteroides, así como al diseño y a la construcción de la cápsula tripulada Orion.

Además, las previsiones del las modificaciones para el presupuesto contemplan simplificar la Lunar Gateway, una estación orbital lunar que servirá como asentamiento permanente para astronautas y que será clave en las operaciones futuras en el satélite.

Según portavoces de la NASA, el diseño de la estación recaerá en empresas privadas como Lockheed Martin Corp, Boeing o Blue Origin. De hecho, la semana pasada esta última compañía, del magnate Jeff Bezos, presentó un diseño de la nave Blue Moon, destinada a permitir el aterrizaje de astronautas en la Luna.

Hasta ahora, solo Estados Unidos ha logrado enviar hombres a la Luna, 12 han caminado en su superficie, a través de seis misiones Apolo. Por otra parte, solo la Unión soviética y China han logrado posar allí robots de exploración. En abril la compañía SpaceIL fracasó en su intento de que Israel se convirtiera en la cuarta nación en posarse allí.