El Endeavour despega por última vez
El Endeavour, preparado para su último lanzamiento en Cabo Cañaveral - EFE

El Endeavour despega por última vez

Llevará a la estación espacial internacional un valioso instrumento que puede ayudar a desentrañar el misterio del origen del universo

cabo cañaveral Actualizado:

La lanzadera espacial Endeavour ha despegado finalmente este lunes de la Estación Espacial Kennedy en Cabo Cañaveral, en Florida, a las 08.56 de la mañana (14.56 horas en España), tras frustrados intentos y en lo que será su última misión antes de ser decomisada y pasar a la historia de la NASA. Antes de su partida, los técnicos tuvieron que realizar unas reparaciones de última hora al detectar un fallo cerca de la compuerta de ingreso de los tripulantes.

A bordo del transbordador viajan seis tripulantes que instalarán el espectrómetro magnético Alpha en la Estación Espacial Internacional (EEI) para que capte y analice los rayos cósmicos y las partículas que lleguen desde el espacio, que ayudará a esclarecer el origen y la creación del universo. La retransmisión ha podido seguirse en la web de la Agencia Espacial Europea (ESA) y, por supuesto, en la de la NASA.

El lanzamiento del Endeavour se ha llevado a cabo después de que el 29 de abril fracasase el primer intento. El jefe del equipo que dirige la misión, Mike Moses, ha explicado que los ingenieros han detectado el problema técnico que obligó a cancelar el despegue, que se ha instalado una nueva caja de mandos y que "todo parece en buen estado". De esta manera, ha explicado que el equipo decidió por unanimidad este sábado que se llevara a cabo la misión. Sin embargo, los técnicos encontraron un nuevo fallo que pudieron solucionar a tiempo.

Giffords, entre el público

Entre las 500.000 personas que presenciaron el despegue se encontraba una espectadora de excepción: la congresista republicana estadounidense Gabrielle Giffords, que resultó gravísimamente herida durante un tiroteo el pasado mes de enero mientras participaba en un mítin en Arizona, ha acudido a la estación para ver a su marido, el capitán Mark Kelly, despegar hacia el espacio. Horas antes, el astronauta Greg Johnson, que también participa en la misión, narraba en Twitter sus últimos momentos en tierra, incluso «los dos huevos» que había tomado para desayunar.

Este será el vigesimoquinto y último viaje de la veterana lanzadera, que tras su aterrizaje será decomisada y trasladada al Museo de Ciencia de Los Ángeles (California). A ella se sumará su lanzadera hermana, la Atlantis el próximo mes de julio, cuando tenga lugar el último vuelo espacial del actual programa de lanzaderas. Por su parte, el especialista en la misión Michael Fincke ha destacado durante una entrevista a la NASA que "todo lo que hemos aprendido a lo largo del camino, toda la tecnología, toda la ciencia que hemos sido capaces de aportar durante estos últimos años con la lanzadera espacial". "Pienso que sera recordado como algo bonito en los libros de historia", añadió.