Confirmado: el optimismo alarga la vida

Las mujeres y los hombres más positivos viven un 15 y un 11 por ciento más

MadridActualizado:

Desde esta semana hay un motivo más para ser optimista: un estudio que se ha publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) ha concluido que las personas optimistas viven hasta un 15 % más que los pesimistas. El optimismo es un atributo psicológico caracterizado por la creencia general de que ocurrirán cosas positivas o bien que el futuro será favorable, porque uno podrá tomar las decisiones importantes.

Científicos de Escuela Universitaria de Medicina de Boston (EEUU), dirigidos por Lewina O. Lee, recogieron datos de dos grandes estudios que recogieron las respuestas de 69.744 mujeres y 1.429 hombres acerca de sus emociones con relación al futuro.

Después de descartar el peso de su estado de salud y hábitos alimenticios y deportivos sobre la longevidad, los científicos evaluaron el papel del optimismo. Así, averiguaron que las mujeres más optimistas (el 25% de ellas) viven una media de un 14,9% más que las que no lo son tanto. En el caso de los hombres, este porcentaje es del 10,9%.

Además, según sus resultados, tanto hombres como mujeres optimistas tienen más probabilidad de alcanzar edades excepcionalmente longevas, por encima de los 85 años. En el caso de ellas, la probabilidad es 1,5 veces mayor, mientras que para los hombres esta cifra es de 1,7.

¿Por qué ocurre esto? Aunque los investigadores no pueden establecer una relación de causa-efecto, han sugerido que el optimismo sería beneficioso porque podría promover buenos hábitos en la alimentación y la práctica de deporte, así como hacer a esas personas menos propensas a fumar y a beber. Es cierto que bien podría ser al revés: los hábitos saludables podrían promover el optimismo.

Sea como sea, otros estudios han asociado el optimismo con una menor propensión a sufrir enfermedades crónicas, a padecer infartos o a morir de forma prematura.

Por otra parte, otros estudios han sugerido que los optimistas podrían sobrellevar mejor el estrés, porque parece ser que cuentan con herramientas más eficaces para regular sus emociones y porque suelen ver las situaciones difíciles como retos en vez de como amenazas. Esto les facilita regular su comportamiento y evitar la tentación de recompensas inmediatas en aras de objetivos a largo plazo.

Sea como sea, los autores concluyen que el optimismo es un importante recurso psicológico que extiende la longevidad de las personas mayores.