La Tercera

Optimistas y pesimistas

«El pesimista se queja del viento; el optimista espera a que cambie, y el realista ajusta las velas. Es un problema de enfoque, de actitud. El optimismo y el pesimismo pueden aplicarse a lo que está por venir o a lo que nos viene y nos afecta a lo largo de nuestra vida. La primera situación es más importante que la segunda. Es una postura ante la vida»

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Decía Churchill que el pesimista ve la dificultad en cada oportunidad y el optimista ve la oportunidad en cada dificultad. Es una gran verdad, y acierta en lo esencial de ser pesimista u optimista. Es una actitud ante lo que nos rodea y nos sucede. Es un estado de ánimo el que nos hace juzgar un hecho o enfocar un tema o emprender una acción o esperar un suceso. Uno lo ve con ánimo y sentido positivo, y otro -en las mismas circunstancias- lo ve como algo negativo, fastidioso, infausto. Y es lo mismo, aunque lo veamos de forma tan dispar. Todo depende de nuestra mente, de nuestro espíritu, de nuestro estado de ánimo. Hay quien en una tormenta se