Avión de la Armada de EE.UU.
Avión de la Armada de EE.UU. - Archivo

La Armada de EE.UU. redacta un nuevo protocolo para que los pilotos informen de avistamientos de «ovnis»

Esto supone un avance en la creación de un proceso formal para recopilar y analizar los avistamientos inexplicables

Actualizado:

La Armada de los Estados Unidos está trabajando en un nuevo protocolo a seguir en el momento en que los pilotos quieran reportar avistamientos de objetos voladores no identificados («ovnis»).

«La Armada/Marina está actualizando y formalizando el proceso mediante el cual se pueden hacer informes de tales incursiones sospechosas para ser enviados a las autoridades competentes», ha explicado la institución.

Esto supone un avance en la creación de un proceso formal para recopilar y analizar los avistamientos inexplicables y, de paso, desestigmatizarlos.

La medida, según el portal « Politico», se produce tras una serie de informes en los últimos años que mostrarían la presencia de aviones no identificados en el espacio aéreo controlado por los militares. «Por razones de seguridad, la Armada y la Fuerza Aérea de los EE.UU. se toman muy en serio estos informes e investigan todos y cada uno de ellos».

En este sentido, la Marina no estaría apoyando la idea de que se hayan avistado «naves espaciales alienígenas», pero sí «suficientes avistamientos aéreos extraños que necesitan ser registrados y estudiados».

Chris Mellon, exfuncionario de inteligencia del Pentágono, ha señalado que, en muchos casos, el personal militar no sabe qué hacer con información referente a lo que ahora llaman «fenómenos aéreos inexplicables» en vez de «objetos voladores no identificados», «como datos satelitales o un radar que ve que algo va a velocidad 'Mach3'».

Por el momento, se desconocen detalles concretos sobre las directrices que se están redactando.

¿Hay vida fuera de la Tierra?

La fascinación por la idea de hallar vida extraterrestre ha generado todo tipo de teorías. Desde el plano científico, la propia NASA quiere incluir la astrobiología en sus presentes y futuras misiones espaciales. La astrobiología busca averiguar cómo se originó la vida en la Tierra y cómo podría evolucionar, también, en otros lugares del Universo.

En 2018 trascendía la que, quizás, sería la hipótesis más terrible de por qué nunca hemos visto extraterrestres. El físico teórico Alexander Berezin, basándose en la paradoja de Fermi, la bautizaba como «el primero en entrar, el último en salir».

Berezin afirmaba que la citada paradoja tiene «una solución trivial que no requiere de suposiciones controvertidas», aunque puede resultar «difícil de aceptar, ya que predice para nuestra propia civilización un futuro que es incluso peor que la extinción».