Trabajos en la Gran Dolina, donde se halló la famosa especie Homo antecessor
Trabajos en la Gran Dolina, donde se halló la famosa especie Homo antecessor - Archivo

Atapuerca busca nuevos restos de nuestros primeros antepasados

Las campaña de excavaciones de verano comienza este miércoles con la participación de 150 investigadores

Actualizado:

La nueva campaña de excavaciones en los yacimientos de la sierra de Atapuerca en Burgos comienza mañana miércoles con el objetivo de dar con nuevos restos de nuestros primeros antepasados y aumentar el conocimiento científico sobre ellos y su forma de vida. En la tarea se empeñarán 150 personas, en su mayoría miembros del Equipo de Investigación de Atapuerca, que trabajarán durante el mes de julio dirigidos por los directores del sitio, Juan Luis Arsuaga, José María Bermúdez de Castro y Eudald Carbonell.

En la Sima del Elefante, ubicada en la Trinchera del Ferrocarril, donde se han descubierto fósiles humanos de más de 1,2 millones de años, se excavará una superficie de alrededor de 10 metros cuadrados que permitirá conocer si existen más evidencias de presencia humana, ya sea a través de sus fósiles, de restos de animales antropizados -con huellas de intervención humana-, o de herramientas.

Sin salir de la Trinchera del Ferrocarril, en la zona conocida como Galería, se buscarán herramientas líticas y restos faunísticos de una antigüedad en torno a los 250.000 años. Cerca, en la Gran Dolina, el lugar donde se ha hallado la famosa especie Homo antecessor, se continuará la excavación en dos niveles distintos: el nivel TD10, de 400.000 años de antigüedad, y el nivel TD4, de entre 1.000.000 y 900.000 años. En una de las áreas, por los datos obtenidos hasta el momento, tras haber documentado cerca unos campamentos de cazadores de bisontes altamente especializados, se vuelve a encontrar un registro producto de estrategias de subsistencia diversificadas como animales procesados y rocas utilizadas para la producción de instrumentos, características de los yacimientos pleistocenos de Atapuerca.

En la parte baja de Gran Dolina se excavará un nivel de un millón de años de antigüedad, hogar de un antepasado de los osos de las cavernas, el Ursus dolinensis. Junto a estos animales también es frecuente recuperar fósiles de grandes herbívoros, principalmente rinocerontes y ciervos gigantes, que caían al interior de la cueva por la gran fisura que había en el techo. La presencia humana en la cueva está atestiguada por herramientas de piedra (industria lítica) y parece estar relacionada con el aprovechamiento de estos animales caídos. Durante esta campaña se espera aumentar la colección de artefactos líticos, así como de restos de estos animales.

En la Cueva del Mirador, en el extremo meridional de la sierra de Atapuerca, se finalizará la excavación de un sepulcro colectivo del Calcolítico. También se trabajará en el yacimiento al aire libre de paleolítico medio Fuente Mudarra, donde se buscarán herramientas de piedra que allí abandonaron los diferentes grupos de neandertales que habitaron ese paraje durante miles de años. En Galería de las Estatuas también se buscarán restos de ocupaciones neandertales.

En el Portalón de Cueva Mayor se han detectado ocupaciones humanas desde el mundo Medieval y Romano hasta las diferentes fases de la Edad del Bronce, el Calcolítico y el Neolítico.

También se profundizará en la Sima de los Huesos, un lugar único en el mundo, donde se ha hallado el 90% de fósiles humanos encontrados en todo el planeta de la especie Homo heidelbergensis. Recientemente, la revista Science publicaba un artículo de investigación sobre los 17 cráneos hallados en este yacimiento.