Interior de la nueva librería Gigamesh
Interior de la nueva librería Gigamesh - inés baucells

Gigamesh, templo pagano de vicio y subcultura en Barcelona

La librería barcelonesa estrena nueva sede y se convierte en el espacio dedicado a la literatura de ciencia ficción más grande de Europa

Actualizado:

Si no lo encuentra aquí, ni se moleste. Quizá exista, sí, pero su paradero será más desconocido que el del Necronomicón de Lovecfrat. ¿Fantasía? La que quieran. Pero lo dicho: si no está, ni se molesten. Así de completa y exhaustiva se presenta la nueva reencarnación de Gigamesh, santuario pagano de vicio y subcultura, de ciencia ficción y literatura de género, que acaba de renacer como la gran Catedral de lo friki.

Un espacio de más de 500 metros cuadrados y dos kilómetros lineales de estanterías que fusiona en un único local en el número 8 de la calle Bailén los dos establecimientos marca Gigamesh ubicados en ronda Sant Pere y paseo Sant Joan –libros y cómics la primera; juegos y material recreativo la segunda- para renacer como la librería de género más grande Europa. Ni siquiera Forbidden Planet, templo británico de la ciencia-ficción, consigue hacer sombra a esta nueva Gigamesh que, según su impulsor y propiterario, Alejo Cuervo, tiene incluso más fondo en inglés que la célebre librería londinense.

«Si buscas un libro de género y no lo encuentras aquí, no hace falta que sigas buscando», subrayó Cuervo durante la presentación de esta versión corregida y aumentada de la librería que creó ahora hace 30 años y en la que George R. R. Martin, Marc Pastor, Félix J. Palma, Jesús Cañadas, Terry Pratchet o Patrick Rothfuss, entre muchos otros, comparten espacio con juegos de rol, material de coleccionista, cómics y, en fin, todo lo que cabría esperar en la autodenonimada «librería friki más grande de Europa».

Gigamesh, que además de librería es también una editorial de ciencia ficción y fantasía –ellos son los responsables de publicar en castellano la saga “Canción de hielo y fuego” de George R. R. Martin-, renace así con más espacio, una sala de actos dedicada a la Francisco Porrúa, antiguo editor de la emblemático Minotauro, y un gigantesco lienzo cortesía de Enrique Corominas, ilustrador de referencia de Ediciones Gigamesh, que eleva hasta el techo ese paraíso de fantasía, terror, ciencia ficción y, sobre todo, vicio y subcultura ilustrada.

Además de consagrarse como escaparate y catalizador de creatividad para toda una generación de autores y creadores del ámbito cultural de la literatura fantástica, Gigamesh aprovechará su reapertura para presentar «Lektu», una plataforma de descarga de libros electrónicos sin DRM que nace con el objetivo de servir de puente entre editoriales y lectores, lo que supondrá una alternativa al panorama actual, dominado por los grandes grupos y corporaciones.

La plataforma, que estará operativa a partir del próximo 15 de abril, tiene el objetivo de facilitar la venta a las pequeñas y medianas editoriales, además de explorar nuevas vías de comercialización, entre las que destaca el pago con 'tweet'. Este método permitiría descargar material de forma gratuita tras la publicación de un tuit en el que se anunciase lo que se estaría a punto de descargar, «dejando que sean los mismos lectores los que hagan publicidad de las obras», ha señalado el director comercial de la plataforma, David Fernández.

La presentación de la plataforma es uno de los actos previstos dentro de un programa festivo para celebrar la inauguración, que incluirá dos maratones de firmas con los autores más representativos de la literatura de género española y una mesa de ilustradores, además de la presentación de «Exégesis», un libro escrito por Cuervo en el que se explica su trayectoria profesional e incluye el conjunto de todas sus creaciones literaria