España

España

Fraga, la pieza clave de la apertura de Franco

Su primer encuentro con el Caudillo se produjo con 14 años, nada más inciarse la Guerra Civil

Día 16/01/2012 - 18.33h
ARCHIVO ABC

Compartir

«Preocupado por los problemas sociológicos y políticos de los medios de información, ha consagrado mucho tiempo a su conocimiento y desarrollo y ha publicado trabajos tales como “Arte y Sociedad” o “La prensa en relación con la estructura político-social”». Así presentaba ABC, el 11 de julio de 1962, a Manuel Fraga como el nuevo ministro de Información y Turismo designado por Franco, tras la reorganización del Gobierno llevada a cabo por el dictador después de que la oposición democrática formulara el llamado «contubernio de Munich».

Fraga, la pieza clave de la apertura de Franco
ARCHIVO ABC
Fraga jura el cargo como ministro de Información y Turismo

Aquel Fraga, de tan sólo 40 años, fue la gran novedad y promesa del aperturismo político del franquismo, para convertirse con los años, y para malestar de muchos, en una de las figuras clave también de la Transición y de la democracia. Pero en lo que nadie duda, es que fue uno de los políticos más representativos del siglo XX español.

Franco ya se había cruzado en su vida 26 años antes, poco después de que se iniciara la Guerra Civil española, en 1936, y por casualidad. La primera vez que Fraga lo vio tenía 14 años y de él dijo que le «impresionó su aspecto, su voz y su forma de hablar», tal y como reconoció en su «Memoria breve de una vida pública», donde reconoció, además, que se sintió plenamente identificado con el lema: «Mitad monjes, mitad soldados».

Fraga, emigrante en Cuba

El político conservador, cuyas declaraciones han tenido peso hasta el día de su muerte, nació el 23 de noviembre de 1922, en Villalba (Lugo), una de las zonas más atrasadas de España y en familia modesta de campesinos que tuvo que emigrar a Cuba después de hipotecar la escasa tierra.

Fraga, la pieza clave de la apertura de Franco
archivo abc
Fraga, cuando era catedrático y secretario del Consejo Nacional de Educación (1953)

De vuelta en España desarrolló un sentimiento católico tan grande que incluso le llevó a recluirse un tiempo en el monasterio benedictino de Samos y a plantearse seriamente la posibilidad de hacerse cura: «Creo en todo lo que manda la Santa Madre Iglesia, de modo que no discuto ninguno de sus dogmas», confesó bien entrado en la vejez.

Con tan sólo 21 años, en 1944, consiguió licenciarse y terminar el doctorado. A partir de ese momento pueden encontrarse numerosas referencias suyas en ABC como prestigioso conferencista, hasta que, en 1957, ingresó en política de la mano del secretario general del Movimiento falangista, José Solís, quien le ofreció la Delegación Nacional de Asociaciones.

Carrera meteórica

Después de aquello, su ascenso en la política fue bastante rápido y su currículum, no escaso de controversias, habla por sí sólo: ministro de Información con Franco entre 1962 y 1969, Ley de Prensa de 1966, redacción de la Constitución del 78, vicepresidente del Gobierno entre 1975 y 1976, fundador de Alianza Popular (principal representante de la derecha española) o presidente de la Xunta de Galicia entre 1990 y 2005.

Fraga, la pieza clave de la apertura de Franco
ABC
Fraga, en las 500 millas de Indianápolis (1969)

De hecho, sólo pasaron cinco años desde que le nombraron delegado nacional de Asociaciones hasta que Franco -tras la huelga minera y el amplio movimiento de solidaridad que ésta generó- iniciara una nueva etapa de cierta apertura con el «León de Villaba» como pieza clave.

Rápidamente se convirtió en el ministro estrella, gracias a sus frecuentes apariciones en televisión y a la Ley de Prensa de 1966, que suprimió la censura previa, aunque no la de los libros, la radio y la televisión, ni el hecho de que se cerraran algunos diarios al más mínimo atisbo de oposición.

Fraga, clave en la transición

Tras la muerte deFranco, Fraga pasó a formar parte del grupo que redactó la Constitución de 1978 y ocupó un papel importante en la Transición española la democracia.

Fraga, la pieza clave de la apertura de Franco
ARCHIVO ABC
Fraga y el entonces líder del Partido Comunista, Santiago Carrillo (1978)

Su imagen se deterioró durante su etapa como vicepresidente del Gobierno a raíz de sus gestos despóticos e insistencia en la exclusión del Partido Comunista de España (PCE), razón por la cual Fraga dio un giro espectacular poniéndose al frente de la derecha pura y formando Alianza Popular (AP).

Este fue el impulso que necesitó su carrera, ya que consiguió convertirse en el líder de la oposición al gobierno socialista de Felipe González. Aunque su indiscutible liderazgo no hizo que le acompañaran los resultados en las elcciones generales ni de 1986, ni en las de 1989.

Fue tal su pesó en democracía y su amor a España, tanto a nivel nacional como gallego, que no consintió retirarse hasta hace pocos meses... después de 54 años de carrera política. Casi nada.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es España en...

Blogs

La vida es circular, pero no eterna

Puentes de Palabras
José Manuel Otero Lastres

La sedición pierde aire

EL BLOG
Federico Ysart

Hollande, Valls y la cruda realidad

TOCA ESPAÑAR
Manuel Erice

Quedan 6 meses para el referéndum

el Blog de Edurne
Edurne Uriarte

por tierra, mar y aire
Esteban Villarejo

Los independentistas, pillados en otra mentira

EL ESCRITORIO
Mariano Calleja
El Foco de Ángel Expósito
Últimos vídeos

Abc_Opinion_24_02_2017_sociedad_EMontanes

Sigue ABC.es en...

ABC Marca España
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.