La guerra entre cárteles de la droga genera centenares de muertos al cabo del año en México
La guerra entre cárteles de la droga genera centenares de muertos al cabo del año en México

México, el segundo país más letal después de Siria

Registró unas 23.000 muertes en los doce meses de 2016, la mayor parte de ellas relacionadas con el narcotráfico

MADRIDActualizado:

México es el segundo país que más muertes ha registrado en el año 2016, sólo superado por Siria, que se encuentra en medio de una cruenta guerra civil que ha dejado en torno a 300.000 muertos en los más de seis años de conflicto, y por delante de muchos otros países con conflictos abiertos.

Este índice se extrae del último estudio elaborado por el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos de Londres (IISS, por sus siglas en inglés) que, bajo el título de 'Encuesta de Conflictos Armados', sostiene que en México se han registrado unas 23.000 muertes en los doce meses de 2016, la mayor parte de ellas relacionadas con el conflicto del narcotráfico.

Siria, único país del mundo que supera en este balance al país norteamericano, ha registrado en el mismo período en torno a 50.000 muertes, cifra que sitúa al país a la cabeza de la lista por quinto año consecutivo, según recoge el diario «Informador».

El director general del instituto, John Chipman, ha subrayado que México se sitúa en cifra de muertes por delante de otros países que sí tienen conflictos armados, como Afganistán, Irak o Somalia, situación «más sorprendente» si se tiene en cuenta que la mayor parte de las muertes en México están atribuidas a armas cortas.

El informe de 2016 revela, además, que el total de víctimas mortales a causa de los conflictos armados en todo el mundo ha caído en unas 10.000 personas.

Por otro lado, ha señalado que el «carácter de los conflictos» ha ido variando, para trasladar la violencia a las zonas urbanas. «Las personas se han desplazado a ciudades para huir de la violencia, y así lo ha hecho el conflicto. Más de la mitad de los 36 conflictos analizados, y todos los más letales, tienen un componente urbano muy importante», ha señalado.