Exterior de la propiedad adquirida por Pablo Iglesias e Irene Montero - Guillermo Navarro | Vídeo: Así es el chalé

Un portero de discoteca vigila el chalé de Iglesias y Montero en Galapagar

La seguridad en la vivienda se ha acentuado después de que las juventudes de Vox colocasen en la parte exterior una pancarta con el lema «Welcome Refugees & Ocupas»

MADRIDActualizado:

De negro, con grandes músculos y sin ningún distintivo a la vista. Así abrió la puerta de la parcela del chalé recientemente adquirido por Pablo Iglesias e Irene Montero un vigilante de seguridad a la Guardia Civil. Los hechos tuvieron lugar el martes de la semana pasada, cuando desde el interior de la vivienda se dio aviso al Instituto Armado debido a la presencia de una cámara de televisión en la vía pública.

Los agentes se personaron en los aledaños y, tras charlar con algunos de los trabajadores encargados de la reforma llevada a cabo estos días, se montaron en el vehículo. A pocos metros detuvieron el mismo y en tono distendido recordaron a los periodistas allí presentes los límites legales: «Ya sabéis lo que podéis hacer y lo que no».

Un día después de aquella estampa, Podemos firmó un contrato con Seguridad Hispánica de Vigilancia y Protección (Sehivipro) para que el chalé sea custodiado hasta el 1 de junio en horario de ocho de la tarde a ocho de la mañana. En la información, destapada por El Confidencial, la empresa estaría empleando a porteros de discoteca «para evitar la foto de unos vigilantes en la puerta». El medio atribuye esta cita a «una fuente bien informada, que prefiere guardar el anonimato».

La seguridad en el chalé de Galapagar se ha acentuado después de que el pasado 20 de mayo las juventudes de Vox, denominadas Cañas por España, colocasen en la parte exterior una pancarta con el lema «Welcome Refugees & Ocupas». «Hola Pablo Iglesias e Irene Montero os hemos ayudado en la decoración de vuestro nuevo casoplón. Hemos pensado que una réplica del cartel que obligasteis a colocar en el Ayuntamiento de Madrid os puede gustar», publicarón tras la acción en su cuenta de Facebook.

Respecto al revuelo mediático, en un comunicado el grupo municipal de Cambiemos Galapagar cerró filas en torno a la residencia de los dos líderes de Podemos y denunció la presencia en la zona de «los medios de comunicación más amarillistas». Señalaron, además, que se han conocido todos los detalles de la casa «como si de dos famosos del cine o el deporte se tratara».