El conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, en el Parlamento
El conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, en el Parlamento - EFE

La Xunta creará en dos años más de 7.000 plazas de empleo público

La OPE de este año se ampliará en 400 puestos de trabajo, mientras que en 2018 la oferta alcanzará «como mínimo» la cifra de 3.400 plazas públicas

SantiagoActualizado:

La Xunta creará más de 7.000 plazas de empleo público en apenas dos años. Así lo adelantaba el conselleiro de Facenda durante su intervención en una sesión plenaria en la que finalmente han sido rechazadas las enmiendas a la totalidad presentadas por la oposición a los presupuestos de 2018. En concreto, Valeriano Martínez anunció que la OPE de este año se ampliará hasta alcanzar las 3.400 plazas, 400 más que la cifra inicialmente prevista. Ya de cara el año que viene, el titular de Facenda avanzó que propondrá a los sindicatos aprobar una nueva oferta que contemple «como mínimo» la creación de otros 3.400 puestos de empleo público en las áreas de sanidad, educación y servicios sociales.

«De este modo, en dos años habremos ofertado en torno a siete mil empleos de calidad para reforzar nuestros servicios públicos», señaló Martínez, que recordó que uno de los objetivos del Gobierno gallego es reducir la tasa de temporalidad al 7%. El conselleiro enmarcó esta medida en el «esfuerzo inversor» que, a su entender, reflejan los presupuestos de la Administración autonómica para el próximo año. Las cuentas, que continúan su trámite parlamentario con la previsión de ser aprobadas definitivamente el 19 de diciembre, ascienden a un total de 9.487 millones de euros; una cifra —la más alta de la década— que evidencia que Galicia continúa «consolidando la recuperación económica». «Somos una comunidad solvente. El reconocimiento realista de la crisis resultó clave para poder estar hoy en el mejor momento económico desde antes de la recesión. Esto nos permite seguir reforzando los servicios públicos, bajar impuestos y pagar a nuestros proveedores con más agilidad», manifestó Martínez.

El optimismo de la Xunta se refleja en las previsiones de crecimiento que la Comunidad maneja para este año y el que viene. Según el conselleiro, Galicia cerrará 2017 con un aumento del PIB que alcanzará el 3,1%, mientras que en 2018 la estimación será «más prudente» y contemplará una subida del 2,5% derivada de la situación de «incertidumbre» que ha desatado para la economía española la crisis en Cataluña. «En cualquier caso, creceremos más que España y más que la Zona Euro», aclaró Martínez.

Recuperación "equitativa"

El titular de Facenda quiso huir del triunfalismo y concretó que desde el gobierno que preside Alberto Núñez Feijóo son conscientes de que «existen gallegos que siguen teniendo dificultades» y que no notan los efectos de la recuperación económica. «A aquellos que siguen pasando dificultades es a los que tenemos que dar respuesta con este presupuesto, porque lo mucho hecho no significa que no quede mucho por hacer», dijo.

De este modo, Valeriano Martínez recordó que su departamento apuesta por una recuperación «equitativa, inclusiva e integradora» a través de medidas como las rebajas fiscales. De hecho, las cuentas para el próximo 2018 incluyen nuevas bonificaciones que tendrán como objetivo dinamizar el medio rural, los centros históricos o la compraventa de suelo industrial. Además, continuará vigente la supresión del Impuesto sobre Sucesiones para el 99% de los gallegos que reciban una herencia de un familiar directo, así como la bajada en el IRPF para el 98,5% de los contribuyentes.

En cuanto a las cuantías dedicadas a servicios sociales, el conselleiro aseguró que la Xunta destinará 1.000 millones de euros más que hace cuatro años a este tipo de partidas. En concreto, en áreas como la sanidad la Xunta invertirá el 40,7% del gasto no financiero de la Comunidad, por lo que Galicia tendrá el presupuesto más alto de su historia en esta materia: 3.858 millones de euros. Educación, por su parte, se llevará el 24% del gasto no financiero contemplado en las cuentas públicas del año que viene. Finalmente, Martínez apuntó que esta apuesta por el gasto social es posible gracias a la «estabilidad institucional» de la que goza la Comunidad y que permite «generar confianza» y «crecimiento». «En un momento de incertidumbres Galicia aporta soluciones. Aprovecharemos al máximo la estabilidad que tenemos y nuestras potencialidades para seguir consolidando la recuperación económica», resaltó el conselleiro.