En esta página del manual se alude a la Península Ibérica al referirse a España pero se cita ya a Cataluña
En esta página del manual se alude a la Península Ibérica al referirse a España pero se cita ya a Cataluña - APB

Cataluña adoctrina hasta cuando explica la Prehistoria

Varios manuales de Geografía e Historia de la ESO aluden a esta comunidad autónoma e incluso a sus comarcas al relatar ese período tan remoto pero rehúyen hablar de España y reemplazan el término por el de Península Ibérica

BARCELONAActualizado:

¿Se puede adoctrinar a favor de la independencia explicando un período tan remoto como la Prehistoria? Un estudio elaborado por la Asociación de Profesores por el Bilingüismo (APB), fundada en 1994 con el propósito de luchar contra la imposición lingüística y la manipulación ideológica en las escuelas de Cataluña, demuestra que sí. Según el informe, en el que se analizan varios manuales escolares de la etapa de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), el término «España» nunca se usa al explicar el capítulo de la Prehistoria y se recurre sistemáticamente al de «Península Ibérica».

«Esto podríamos considerarlo un prurito de exactitud científica y de precaución para no introducir conceptos anacrónicos, toda vez que en la Prehistoria no cabe hablar de España ni de ningún otro ente político-cultural referente a Estado, país, nación, imperio, etc...», señalan los portavoces de la APB. Descartan, sin embargo, tal consideración, ya que, según denuncian, «los autores no tienen ningún empacho en utilizar en este contexto el nombre de otros países como Francia e incluso de referirse a Cataluña como país».

El autor, el líder actual de la ANC

El autor de uno de los libros analizados, el de Geografía e Historia. Ciencias Sociales, de Ediciones Teide, utilizado para alumnos del primer curso de la ESO, es el historiador Agustín Alcoberro, vicepresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), al frente del ente soberanista desde el encarcelamiento de su líder, Jordi Sánchez.

En el capítulo 2.1. del manual, dedicado al período de la Prehistoria, «la palabra España prácticamente no aparece, tan solo se usa el termino Península Ibérica. En cambio, no hay reparos al utilizar Cataluña», denuncia la asociación de profesores. Lo ilustra con varios ejemplos: «Al este de la Península Ibérica, se conservan muchas pinturas rupestres de épocas más recientes (página 147)», «La metalurgia del hierro llega a la Península Ibérica hacia el 900 aC (pg. 153)», etc...

La única excepción se produce, según la APB, en la pg 147, «donde parece haberse “colado” –en contra de la voluntad de los autores, con toda probabilidad, a tenor de la tónica general- el nombre de España: Las mejores muestras de arte rupestre están en el norte de España (cueva de Altamira)».

Francia sí, España no

Por otro lado, los autores «sí introducen en el texto nombres de países actuales, incluso de comunidades autónomas y provincias de la España actual. Y hasta de comarcas catalanas», apuntan los responsables del estudio. Citan a modo de ejemplo algunos casos como: «En la parte central y meridional de Francia (pg.147)», «Diversos lugares de Europa, sobretodo en Francia (pg. 155), «Yacimiento paleolítico de la Madeleine, Francia (pg. 142)».

«La Cataluña neolítica»

«Cuando se habla de localizaciones, el nombre de Cataluña es utilizado de modo habitual, sin la más mínima precaución, evitando cualquier circunloquio (el noreste peninsular) que pudiera revelar un prurito de exactitud y huída de anacronismos similar al que se ha mostrado rehuyendo sistemáticamente el nombre de España», precisan portavoces de la APB. Adjuntan algunas pruebas: «Los primeros pobladores de Cataluña (pg. 145)», «La Cataluña neolítica (pg. 150)», «Las primeras innovaciones neolíticas llegaron a Cataluña hacia el 4500 aC (pg. 155)».

Los autores del manual llegan a utilizar en este contexto nombres de comunidades autónomas españolas. «Cantabria, Asturias, País Vasco (p. 155 y 147)», «País Valenciano (pg 151y 147)». Incluso se llega a utilizar exclusivamente nombres de comarcas catalanas para localizaciones. «Molde para fabricar hachas procedente de la mina de Riner (Solsonès) (pg 152)», «Dolmen de Piedra Gentil (Vallgorguina, Vallès Oriental) (pg 161)», sin especificar nada más y dando por sentado que todos los alumnos conocerán al dedillo la división comarcal catalana.

También en otros manuales

Al margen de este manual de Ediciones Teide, los autores del informe extrapolan esta práctica a otros libros de esta etapa de distintas editoriales. Aluden, entre otros manuales, al de Geografía e Historia de la Editorial Vicens Vives, en el que, según auntan, «hay una contraposición entre Península Ibérica y Cataluña, que da a entender que esta última no forma parte de ella -«Primeros restos humanos en la península y en Cataluña» (pg.177)-; y al mismo libro de la editorial Barcanova, en el que en la pg. 198 se relata que «en la Península hay también una buena muestra de pinturas neolíticas y de megalitos. En Cataluña destacan las pinturas de Ulldecona (Montsià) y del Cogul (Garrigues), «dando por sentado que todos los estudiantes conocen al detalle las comarcas catalanas», denuncia la Asociación de Profesores por el Bilingüismo.

La denuncia de APB se suma a las ya realizadas por el sindicato catalán de profesores Acción para la Mejora de la Educación Secundaria (AMES), que ha elaborado sendos informes, uno centrado en el análisis de manuales de la etapa de Educación Primaria, y otro en libros de Secundaria, en los que denuncia «planteamientos ideológicos partidistas y tendenciosos» en los textos que se están utilizando actualmente en ambas etapas.