El escritor Mario Vargas Llosa, tras ser investido doctor Honoris Causa por la UBU
El escritor Mario Vargas Llosa, tras ser investido doctor Honoris Causa por la UBU - R. O.
Cultura

Vargas Llosa, crítico con el Nobel a Dylan: «¿El próximo año se lo darán a un futbolista?»

Carga contra la «cultura del espectáculo» que impera en la sociedad antes de recibir el Honoris Causa en Burgos

BurgosActualizado:

La cultura de nuestro tiempo «tiende a convertirse en espectáculo» y lo que se presenta como una democratización cultural se convierte en «banalización y frivolización». Lo afirmó ayer Mario Vargas Llosa quien, junto a Iñaki Gabilondo, fueron investidos Doctores Honoris Causa de la Universidad de Burgos. El escritor reconoció que «hay un público que demanda» esta cultura espectáculo que, en su opinión, es una «equivocación» porque la cultura necesita «una cierta selección por la complejidad que entraña» y exige la formación de unas élites «que no resultan del privilegio sino del esfuerzo y del talento».

El peruano consideró que la «civilización del espectáculo» ha entrado incluso a la Academia Sueca al conceder el Nobel de Literatura al músico Bob Dylan. Dejó claro que le gusta «como cantante» pero, en su opinión, el galardón ha sido una «equivocación» y se pregunta «si el próximo año no le van a dar el premio a un futbolista» para promover el Nobel.

En este sentido, Vargas Llosa señaló que esa cultura del espectáculo ha llegado a todos los ámbitos e incluso los políticos prefieren fotografiarse con futbolistas y cantantes a escritores. Iñaki Gabilondo coindició en que «todo en la sociedad actual se ha convertido en espectáculo» y, en su opinión, lo que debe preocupar es la «trivialización absolutamente de todo» reduciendo la actualidad al «cortoplacismo en el que el fin del mundo es la próxima cita electoral, está a un milímetro de la política o de todo».

Precisamente el rector de la Universidad de Burgos, Manuel Pérez Mateos, presentó a los dos nuevos Doctores Honoris Causa como «más necesarios que nunca» en una sociedad que está perdiendo valores y donde, entre otras cosas, las nuevas redes sociales «han venido para quedarse», como afirmó Vargas Llosa.

El escritor valoró que gracias a las nuevas tecnologías y redes sociales «es impensable la censura», pero apuntó que también tienen aspectos «preocupantes» y «aterradores» como que la mentira pueda instalarse en ellas con facilidad. El escritor abogó además por la «coexistencia» del libro digital y de papel porque, en su opinión, no es lo mismo escribir y leer en uno y otro formato y, al menos todavía, parece que todo lo que pasa por la pantalla «se siente banalizado».

Vargas Llosa y Gabilondo comparecieron ante los medios de comunicación antes de asistir al solemne acto de investidura como Doctores Honoris Causa en el Aula Magna de la Universidad de Burgos y, después, descubrir en el Patio de Romeros, descubrir los vítores en su honor. Una nutrida representación de la vida universitaria, política y cultural de la sociedad burgalesa asistió al acto oficial y también fueron cientos los ciudadanos que no quisieron perderse las dos conferencias que, en paralelo, ofrecieron por la tarde Gabilondo y Vargas Llosa.