Oriol Junqueras, a su llegada a la Audiencia Nacional el pasado 2 de noviembre
Oriol Junqueras, a su llegada a la Audiencia Nacional el pasado 2 de noviembre

Elecciones Cataluña 21DJunqueras pide al juez su libertad porque la cárcel «perjudica» su campaña electoral

Su defensa argumenta que no hay riesgo de reiteración delictiva porque el exvicepresidente de la Generalitat apuesta por el diálogo y acata el 155

MadridActualizado:

El exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras, en prisión desde el 2 de noviembre, ha pedido este lunes al Tribunal Supremo que le deje en libertad porque su encarcelamiento «ya está teniendo efectos muy relevantes en el ámbito de la campaña».

En su recurso de apelación contra la decisión del juez Pablo Llarena de mantenerlo preso, la defensa de Junqueras, cabeza de lista de ERC el 21-D, su defensa niega que exista el riesgo de reiteración delictiva que el magistrado aprecia en él, ya que el «escenario político actual es el de acatamiento del 155 de la Constitución, el de sometimiento a un proceso electoral y el del cese del gobierno de la Generalitat». Además, recuerda que Junqueras apuesta por el diálogo y la «resolución bilateral de conflictos políticos».

El abogado Andreu van den Eynde argumenta que mantener a Junqueras en prisión preventiva vulnera su derecho a participar en la campaña y a «ejercer representación política de los ciudadanos, si resultase escogido, como diputado o como presidente» del gobierno autonómico.

En el escrito, al que ha tenido acceso ABC, el abogado cuestiona la imputación por rebelión porque «se confunde de forma flagrante su estructura y espíritu». «El delito de rebelión tiene que ver con el ejercicio de la violencia y no con la ideología política», arguye. En este sentido, señala que la lectura del auto da a entender que la persecución de determinados objetivos políticos contrarios al texto constitucional es ya de por sí una conducta delictiva. «La persecución de la independencia de una parte del territorio mediante alzamiento violento es delito. Hacerlo por la vía pacífica es, no solo perfectamente legítimo, sin que es algo que la propia Constitución promueve de acuerdo con la máxima acuñada por el Tribunal Constitucional de que España no es una democracia militante».

Además, critica la «artificial vinculación» que se lleva a cabo en el auto de prisión entre los investigados y las «supuestas explosiones violentas» en la calle, que «ni se han producido ni se producirán».

El exvicepresidente se desvincula del documento «Enfocats», incautado al exnúmero dos de Junqueras por orden judicial, y que apuesta por desatar un «conflicto de amplio apoyo ciudadano» para generar una situación de «inestabilidad política y económica» que fuerce al Gobierno a negociar.

Una hoja de ruta «descontextualizada»

Según el recurso. se trata de una «hoja de ruta apócrifa y descontextualizada de la realidad», que ni siquiera incluye la celebración de un referéndum de independencia el 1-O y que el exvicrepresidente de la Generalitat «desconocía completamente».

El escrito reitera que dejar en libertad a Junqueras es liberar «a una persona pacifista», lo que «juega a favor de la contención de cualquier riesgo de explosión violenta», y lamenta la «diferencia de trato» que Llarena le ha dado en relación con los miembros de la Mesa del Parlament investigados por el proceso independentista, a los que dejó en libertad bajo fianza.