Escudo de la Guardia Civil con el haz de lictor entrelazado con una espada rendida
Escudo de la Guardia Civil con el haz de lictor entrelazado con una espada rendida - ABC

¿Por qué el escudo de la Guardia Civil usa un símbolo de la República Romana?

Junto a una espada y un hacha, vinculados históricamente a herramientas de fuerza, aparece un haz de líctores romanos que representa la Justicia y la Ley

Actualizado:

A finales de la Guerra de la Independencia contra Francia, la debilidad del Estado hace que la inseguridad se apodere de los caminos españoles. Por esta razón se convierte en prioritario establecer un cuerpo de policía de ámbito nacional que vele por la seguridad pública. No en vano, hay que esperar hasta el 13 de mayo de 1844 para ver materializarse el proyecto, cuando el mariscal de campo Ramón María Narváez sacó adelante el decreto considerado fundacional de la Guardia Civil. Conforme se detallaba en la norma, el nuevo cuerpo de naturaleza militar quedaba sujeto al Ministerio de la Guerra en lo concerniente a organización, personal y disciplina, y al de Gobernación en cuanto a servicio y movimientos.

Por su parte, la nueva unidad, necesitada de una heráldica y vestimenta propia, empezó a utilizar como emblema las letras G y C, entrelazadas, sumadas de la Corona Real. Un escudo que se mantendría vigente hasta 1943 cuando fue sustituido por orden del Ministerio del Ejército, que se había propuesto acometer una profunda transformación en el vestuariode todas las Armas y Cuerpos del Ejército, y que ha ido evolucionando hasta su actual aspecto: «Espada desnuda en banda y haz de líctores, hoja de segur al flanco diestro, pasantes en aspa».

El haz de líctores es un símbolo romano que representa autoridad. Los líctores eran funcionarios públicos que durante el periodo republicano de la Roma clásica se encargaban de escoltar a los magistrados curules, marchando delante de ellos, e incluso de garantizar el orden público y custodia de prisioneros, desempeñando funciones que hoy podríamos identificar con la «policía local». Por esta razón, muchas fuerzas policiales en la historia se han inspirado en el haz de líctores para diseñar sus escudos.

Pero también, son muchos los escudos, esculturas y pinturas civiles donde el haz de líctores es empleado para representar la Justicia y la Ley. Un caso muy conocido es el de la estatua del presidente norteamericano Abraham Lincoln, en Washington DC. En esta aparece el gobernante sentado con los brazos apoyados en dos columnas en forma de haz de líctores.

A su vez, a la derecha del escudo aparece una espada, en posición rendida –único caso conocido en la heráldica militar– que representa la sumisión de la fuerza al servicio de la autoridad legalmente constituida.