Economía

Galán denuncia en Londres el «monstruo» creado en España «con las energías renovables»

Critica el populismo de los gobiernos de PP y PSOE con la tarifa de la luz y los cambios regulatorios en las renovables

borja bergareche - Actualizado: Guardado en: Economía

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, aprovechó ayer un acto en la capital británica para denunciar el «monstruo» creado en España con las energías renovables, y reconoció que España «no ha sido un ejemplo de predictibilidad» en la regulación del sector energético. Ignacio Galán defendió, además, la confianza en la economía española en un foro en el corazón de la City londinense, en el que presentó el último informe del Consejo Español de la Competitividad [puedes descargarlo aquíen español o en inglés].El ejecutivo compareció con su doble «uniforme» de presidente de la eléctrica española y «número uno» de Scottish Power, su filial británica, que tiene fuertes intereses en el sector de las renovables.

Galán reconoció que «han ocurrido cosas» en el sector energético y valoró ciertos «avances» en las reformas recientes, pero reiteró sus tradicionales críticas a la «falta de planificación adecuada de la demanda», la «falta de control de la ejecución de las medidas» adoptadas por sucesivos gobiernos y, sobre todo, el «populismo con la tarifa eléctrica» de este gobierno y de los anteriores, reacios a repercutir los costes en los consumidores, «como ha ocurrido en el Reino Unido», dijo Galán.

Inquietud entre los inversores internacionales

Se hacía así eco de la fuerte inquietud existente entre los inversores internacionales radicados en Londres por las sucesivas modificaciones del marco regulador en materia de renovables. «Hay que revisar las condiciones para la energía fotovoltaica», exigió Galán. Antes de la crisis, España atrajo un importante flujo de inversión extranjera en energía foto-voltaica o termo-solar en busca de rentabilidades de un 8-10% en contratos «blindados» a 25 años. Otras fuentes elevan hasta un 50% los niveles de rentabilidad buscados por los operadores más especulativos, a los que hizo referencia Galán.

La decisión del titular de Industria del gobierno socialista, Miguel Sebastián, de recortar de manera retroactiva las primas a la fotovoltaica llevó a varios fondos de inversión internacionales a presentar una demanda contra el Estado. Ahora, la intención del ministro actual, José Manuel Soria, de compensar esos «excesos de primas» con impuestos más altos a las renovables ha terminado de enfurecer a los gestores de fondos institucionales.

  • «No volveremos a España hasta que deje de expropiar las inversiones extranjeras»
«Mis inversores me pegan un tiro si vuelvo a invertir en proyectos de infraestructuras en España», explica a ABC Tom Murley, responsable de renovables de HG Capital, que gestiona el capital de una treintena de fondos de pensiones de países europeos y de EE.UU. «No volveremos hasta que España elimine el déficit de tarifa y deje de expropiar a los inversores extranjeros, y garantice un periodo de unos años de estabilidad regulatoria», afirma, desde uno de los fondos firmantes del pleito contra España.

Los inversores acusan a España de haber sido el primer país en introducir modificaciones, que consideran «expropiatorias», con carácter «retroactivo». Y ven con preocupación como países como Bulgaria, Rumanía o Polonia implementan o estudian medidas similares. Un abogado español consultado reconoce que cada vez hay más fondos institucionales dispuestos a sumarse a las demandas contra el Estado por las medidas de reorganización en el ámbito de las fotovoltaicas o la energía termo-solar.

Una fuente del sector, por su parte, las defiende como «racionales» a pesar del coste que han tenido para muchas empresas. Iberdrola, que compatibiliza su negocio eléctrico tradicional con fuertes inversiones en renovables, ha estimado el impacto de estos cambios normativos en unos 100 millones. «Es imposible que, con la crisis actual, ningún gobierno de ningún país pueda garantizar las primas exorbitadas que se prometieron», explica. A finales del año pasado, el ministro Soria aseguraba en una entrevista con ABC que «el sistema no puede asumir las primas autorizadas».

Campa anima a invertir

Galán visitó la capital británica en el marco del «road show» de las grandes empresas españolas para defender la competitividad de la economía española. «Se han despejado las incertidumbres que afectaban a nuestro país», aseguró, en referencia al riesgo de ruptura del euro o a las capacidades de España de financiarse en los mercados. España, dijo, «es capaz de acceder a los mercados en condiciones mucho mejores que hace un año», y recogió un reciente informe de la ONU que sitúa a España entre «los diez países con mejores expectativas para la inversión extranjera en los próximos diez años».

En su introducción al acto, al que asistieron decenas de representantes del sector financiero, Stuart Fraser, vicepresidente del gobierno de la City, advirtió contra el riesgo de «quedarnos absortos contemplando glorias pasadas». Y ni Galán ni su contertulio, José Manuel Campa, secretario de Estado de Economía en 2009-2011, cayeron en esa tentación, y reconocieron que queda «mucho por mejorar». Campa repasó las fortalezas de una economía con niveles de competitividad y de orientación exterior similares a los de Alemania. Y animó a los inversores británicos a volver invertir en vivienda en España, después de una caída del 75% en las compras desde el inicio de la crisis en 2008.

Toda la actualidad en portada

comentarios