Un sistema ideal para plazas y centros comerciales
Un sistema ideal para plazas y centros comerciales - alphagalileo

Generan electricidad a partir de la energía de las pisadas

Con un sistema colocado bajo el suelo logran generar 5 vatios por cada paso

Actualizado:

Una baldosa, un resorte y un muelle. Así de sencillo. Y esto es percisamente lo que diferencia a este sistema, ideado por un grupo de estudiantes mexicanos, con el que se puede aprovechar el flujo de los peatones para generar energía eléctrica.

Se trata de una tecnología denominada «Energy Floor» que se coloca debajo de los suelos convencionales. Cada vez que una persona pasa sobre el piso soportado por este desarrollo tecnológico, se activa un dispositivo mecánico que produce 5 vatios de electricidad por cada paso.

Los desarrolladores, alumnos de Ingeniería en Mecatrónica del Instituto Tecnológico de Monterrey, defienden este sistema por ser «amigable con el medio ambiente», ya que se trata de un dispositivo que se activa exclusivamente con fuerza mecánica. Para su elaboración, los estudiantes emplearon aluminio y una loseta que fue elaborada a base de un polímero ultrarresistente denominado «nylamid».

Según Julio César Manrique y Jorge Ruíz Guerrero, co-desarrolladores del proyecto, el sistema cuenta en su estructura interna con un sistema de palancas que se vinculan con el rotor de un motor, similar al que utilizan los hornos de microondas. «Tú pisas, el mecanismo sube y baja, y ese movimiento genera 5 watts de electricidad por cada paso», declara Manrique a la agencia «alphagalileo».

Según describen, el hundimiento del piso es menor a un centímetro, por lo que su funcionamiento resulta prácticamente imperceptible para los peatones. De esa forma es posible producir una energía inagotable, que salvo el mantenimiento necesario podrá producir indiscriminadamente energía eléctrica, evitando los perjuicios derivados del uso del petróleo o productos naturales para la generación de electricidad.

Los estudiantes del Tecnológico de Monterrey expresaron que la aplicación idónea del proyecto «Energy Floor» es en plazas concurridas como centros comerciales, parques públicos o estacionamientos. Manrique afirma que aunque en el mundo ya existen sistemas de pisos piezoeléctricos, éstos son más complejos y de mayor coste que su propuesta.

Según la Organización Mundial de la Salud cada año se producen cerca de dos mil fallecimientos de personas a consecuencia de enfermedades vinculadas a la contaminación por dióxido de carbono.