Madrid

Madrid

El hombre que privatizó Parla

El líder socialista adjudicó a empresas más de una treintena de servicios en su época de alcalde... Externalizó hasta el control de palomas urbanas

Día 12/05/2011

«Voy a frenar la hemorragia privatizadora del Gobierno de Esperanza Aguirre». Quien así habla no es otro que Tomás Gómez, candidato del PSM a la Comunidad de Madrid. El líder socialista ha convertido las adjudicaciones del Ejecutivo autonómico en uno de sus argumentos más recurrentes para arremeter contra la presidenta regional y el PP. Lo curioso es que durante su época como alcalde de Parla, Gómez desarrolló una auténtica política privatizadora, que llevó a conceder más de una treintena de contratos a diferentes empresas privadas para que hicieran el trabajo que se espera del Ayuntamiento.

El pago de impuestos y tasas, la limpieza de las calles, el mantenimiento de los jardines, la gestión de las instalaciones deportivas, el servicio de ambulancias, las escuelas municipales de música, teatro, danza y pintura, la atención a mayores... Tomás Gómez tenía todo Parla en manos privadas. Privatizó hasta el equipo de acomodadores de los teatros municipales y el servicio de control de palomas urbanas.

A pesar de conocer su pasado, el líder de los socialistas madrileños insiste en criticar el «afán privatizador» de Esperanza Aguirre: «Lo que busca es el negocio y beneficiar a sus amigos», repite cada vez que puede. En este sentido, Gómez prometió ayer que «recuperará para lo público» todo lo que pueda. «Es verdad que las prestaciones de servicio en régimen de contrato son fácilmente recuperables —dijo—, pero habrá que observar cada concesión administrativa en que situación está para poder recuperar las que se pueda».

A la vista está que el candidato socialista no predica con el ejemplo. Durante su etapa como alcalde de Parla tenía privatizados servicios municipales como, por ejemplo, los de recaudación, donde el pago de impuestos, tasas, multas y otras sanciones que cobra el Consistorio lo gestionan varias empresas, que se encargan por ejemplo de la recaudación voluntaria (Ibercaja) o de las sanciones (UTE FS Parla). También tenía externalizado los servicios de mantenimiento y limpieza, donde hay varias empresas que se encargan de limpiar las calles (Sufi), colegios y edificios públicos (Clece) y los autobuses municipales (Centro de Soluciones Integrales SL), así como de recoger papeles y cartones de la vía pública (Carpa).

Además, hasta cuatro empresas (Alvac, Sufi, Dalmau, y Gestión y Ejecución de Obras) se repartían el mantenimiento y conservación de distintas zonas verdes de la ciudad, mientras que otra (Arceval) se encarga del Jardín Botánico y Museo del Bonsái. El sector privado también se encargaba de gestionar infraestructuras como la piscina de agua salada y los polideportivos Alfredo Di Stéfano y Las Américas (Ferrovial y Tebex), las piscinas de Laguna Park y Parla Este (Sidecu) o la del polideportivo Javier Castillejo (Servidrive).

Sanidad, Educación...

Además, el Gobierno de Tomás Gómez, ahora en manos de José María Fraile, ha dejado en manos de empresas la gestión de otros servicios como el cementerio municipal, el Centro de Protección de Animales (Recasur y Servicio a Animales SL) o la atención telefónica y hasta la defensa jurídica del Consistorio, pese a que cuenta con personal para desempeñar este trabajo.

El ahora líder de los socialistas madrileños tampoco dudó a la hora de privatizar servicios importantes en materia sanitaria o educativa. En este sentido, Gómez adjudicó el servicio municipal de ambulancias a una empresa (Ambulancias Móstoles SL), que llegó a denunciar públicamente que el ayuntamiento le debía casi 500.000 euros, razón por la cual el Gobierno local decidió rescindir el contrato y aprovechó para eliminar el servicio en 2009.

En Educación, el nuevo alcalde ha privatizado la gestión de las Escuelas Municipales de Danza, Teatro, Música y Pintura. Ya antes había hecho lo propio con la escuela infantil Momo (Cooperativa Zona Norte Nido), a la que se suman las casas de niños de los colegios Campoamor y Séneca. La apertura de varios colegios en fin de semana también corre a cargo de otras tantas empresas, aunque el mejor exponente de la «afición» de Tomás Gómez por el sector privado es que él mismo firmó un convenio con la Comunidad de Madrid en 2006 para crear un colegio concertado en el nuevo barrio de Parla Este y se comprometió por escrito a que abriera para el curso 2007-2008, aunque no abrirá como pronto hasta el próximo, 2011-2012.

Deteriorar el servicio

También es llamativo que los socialistas acusen al PP de deteriorar los servicios sociales por dejarlos en manos privadas, cuando el ex alcalde de Parla se dedicó a hacer lo mismo en su municipio. Así, también se han atendido desde empresas y otras entidades particulares a personas mayores en el centro de día José Luis Sampedro y a domicilio (Aser), víctimas de violencia de género (Somos Iguales SL), jóvenes (Triki), mediación familiar (Asociación Interdisciplinar Europea), menores en situación de acogimiento (Aeipps)… hasta el comedor del Centro Ocupacional (Hoycosa).

El candidato socialista, a medida que pasa el tiempo, comienza a destapar su verdadera cara. Ya se sabía que también había estudiado en un colegio privado. Y ahora, que en su época de alcalde, privatizó innumerables servicios en la localidad.

«Cuando hice la EGB no había educación pública»

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

El tiempo...

Sigue ABC.es en...

Lo último...
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.