Valoración:
LAHAINE Un ultra, tras lanzar pintura y realizar pintadas en la puerta del Hotel Tryp Infanta Mercedes
Viernes, 12-12-08
«Que se contagie la rabia y se extienda la revuelta». Ése es el eslogan con el que se convocaron, a través de internet y de «sms», los 300 jóvenes antisistema que reventaron el centro de la capital a primera hora de la noche del miércoles. Así lo atestiguan las investigaciones del Grupo XXI de la Brigada de Información de Madrid, cuyos datos apuntan a cuatro webs: Nodo50.org, LaHaine.org, Indymedia.org y ALasBarricadas.org. Convocatorias que se realizaron, según los agentes, «a lo largo de todo el territorio español». La Delegación del Gobierno conocía con anterioridad que podían registrarse incidentes ya que desde la Brigada de Información se «había difundido la oportuna previsión», indicaron fuentes policiales a ABC. La Policía estaba preocupada por una concentración de estos ultras.
La capacidad de convocatoria -no sólo en Madrid- para lo que los manifestantes definen como «insurrección popular» tras la muerte de Alexandros Grigoropoulos fue amplia gracias a estos sitios web. Pero no sólo les ha servido para eso. Por ejemplo, en Nodo50.org se realizaba, en tiempo real, una detallada crónica de lo que ocurría en la calle. Así, por ejemplo, narraban lo que ocurría ante la Unidad Integral del Distrito de Centro de la Policía Municipal en Montera: «Activistas solidarios con Alexis han colocado basura en la puerta de entrada, han hecho una pintada sobre los cristales que pone «ASESINOS» junto a la A de anarquía con tinta roja. Han caído [sic] piedras y se ha roto una cristalera. Una nube de policías municipales que sale del interior detiene a porrazos a una compañera. [...] Un helicóptero sobrevuela la zona. [...]. 22.30 horas: Una llamada telefónica nos confirma una cuarta detención, que se suma a las tres anteriores presenciadas por testig@s de las cargas. El listado de manifestantes herid@s y contusionad@s por los golpes policiales es alto».
Esta crónica ofrece una idea de la capacidad de organización de estos grupos. La Policía lo reconoce en el informe posterior: «Se trata de un acto de protesta en solidaridad con los antisistema griegos» e identifica a los alborotadores como «antisistema y anarcoskins», a los que ya conocen por participar en «otros actos violentos, así como por ser asiduos a diversas manifestaciones», en referencia, por ejemplo, a las protestas por el asesinato del antisistema Carlos Palomino.
Pero los datos son objetivos: se producen nueve detenciones, siete mayores de edad -Juan José L. S.l, 19 años; Sergio C. L., de 27; José David C. D., 22; Carlos S. R., 18; Gerard E. F., 21; Paula M. P., 30, y Javier M. G., 28-, que pasan todos a disposición judicial, después de no haber declarado ante la Policía. Paula tenía antecedentes por otra revuelta, en noviembre de 2003, por daños, resistencia y desobediencia.
Dos menores, libres
Hay, además, dos menores arrestados, que, tras pasar por el Grume, ya están en casa: E. J. G., de 16 años, y P. R. B., de 17. La Policía, asimismo, se incautó de dos pasamontañas, una navaja, un cinturón y una cadena de hierro de 2 metros con un mosquetón en un extremo, además de cuatro pancartas. En las web, ahora, se piden testimonios gráficos para utilizarlos en descargo de los detenidos: «Buscamos testimonios y pruebas sobre las cargas y detenciones».
De madrugada y coincidiendo con el año y un mes del asesinato de Carlos Palomino, de 16 años, en el Metro de Legazpi, grupos de jóvenes atacaron los hoteles de la cadena Tryp, pues, según afirmaron, prestan sus instalaciones para actos de partidos como Democracia Nacional. Arrojaron pintura roja y pintaron consignas en los establecimientos de la Alameda de Osuna; Las Matas; Alcalá, 611; avenida de Logroño, Huesca, 2, y Mauricio Ravel, 10.
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Comentarios: