El delegado del Gobierno, Jesús Labrador, presentó las obras que se realizarán en los próximos cinco meses para recuperar este palacio mudéjar para la ciudad
El delegado del Gobierno, Jesús Labrador, presentó las obras que se realizarán en los próximos cinco meses para recuperar este palacio mudéjar para la ciudad - jose mora
cultura

Toledo recupera el Museo Taller del Moro, una joya mudéjar del siglo XIV

Muchos toledanos aún no han podido conocer este palacio que lleva lustros cerrado al público

Actualizado:

En solo unos meses, Toledopodrá volver a disfrutar del Museo Taller del Moro, cerrado al público desde la década de los ochenta, aunque en los noventa abrió sus puertas puntualmente para algunas exposiciones. Son muchos los toledanos que aún no han podido visitar de este edificio que levantó la nobleza toledana en el siglo XIV que, ahora, tras la rehabilitación que, por fin, va a realizar el Ministerio de Cultura, recuperará la ciudad. Se van a invertir más de 374.000 euros para adecentar este edificio que ya es un museo por sí mismo y cuyo valor está a la altura de grandes y reconocidos monumentos de la ciudad. [FOTOGALERÍA: Visita a las obras]

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Jesús Labrador, presentó las obras de rehabilitación de este importante edificio, acompañado del secretario general técnico de Infraestructuras del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, José María Mediero; el subdirector general de Obras, Amando Cuellas; el arquitecto jefe de Proyecto y Obras, María Luisa González y el arquitecto del proyecto, Jorge Ruiz Ampuero.

Así, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte iniciará próximamente las obras de rehabilitación arquitectónicas en el Taller del Moro, museo de titularidad estatal y gestión transferida a la Junta, que depende funcionalmente del Museo de Santa Cruz. «Es para mí un día muy feliz el poder anunciar la rehabilitación del Museo Taller del Moro que conlleva un esfuerzo muy importante por parte del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, por parte del Gobierno de España, en colaboración con la Junta de Comunidades», señaló Labrador.

De la importancia del edifico y de sus usos futuros habló el subdirector general de obras del Ministerio de Cultura,Amando Cuellas, que aseguró que el Taller del Moro podrá albergar cualquier tipo de evento, pero que «el edificio tiene una potencia tan tremenda que merece ser expuesto, es un museo en sí mismo». Por eso, el proyecto contempla su uso como sala de exposiciones temporales y también permitirá su utilización como salón de recepción y actos protocolarios.

El proyecto, con una inversión prevista de 374.308 euros, contempla la rehabilitación arquitectónica del edificio (carpinterías de madera y rejas y limpieza de yeserías y techumbres); adecuación del edificio como museo en sí mismo y su posible uso como sala de exposiciones temporales; adecuación museográfica; mejora del espacio exterior y construcción de un pequeño edificio para la recepción de visitantes y control del museo. Se arreglarán los aseos y el espacio ajardinado.

El arquitecto del proyecto, Jorge Ruiz Ampuero, explicó que las yeserías y el artesaonado se encuentran en buen estado tras una reciente restauración y, ahora, en el interior «se producirá la limpieza e integración de los elementos que pudieran haberse desprendido», además de «la instalación de iluminación, tanto indirecta como de proyectores enfocados en dirección a los posibles paneles u obras que se pudieran poner en las paredes».

El edificio consta de tres estancias: salón central y dos estancias en los extremos. En los muros interiores se conserva buena parte de la decoración de yeserías. Las techumbres son las primitivas. Los muros exteriores son de fábrica de mampostería entre verdugadas de ladrillo y refuerzos del mismo material en las esquinas. Las cubiertas son a cuatro aguas en el salón central y de ocho faldones para las salas de los extremos.