Imagen de la mujer, que ha degollado a su bebé, con su hija mayor
Imagen de la mujer, que ha degollado a su bebé, con su hija mayor - ABC
La Villa de Don Fadrique

Una madre degüella a su bebé de tres meses en un cementerio de Toledo

La mujer, que padecía problemas psiquiátricos, se refugió en la iglesia del municipio al grito de «tengo el demonio dentro»

Actualizado:

Una mujer ha degollado a su bebé de tres meses en el cementerio municipal de la localidad toledana de La Villa de Don Fadrique. Según ha podido saber ABC.es la mujer, de 36 años, padecía problemas psiquiátricos y ha sido detenida e ingresada en el Hospital La Mancha Centro de Alcázar de San Juan (Ciudad Real).

El concejal de Urbanismo de La Villa de Don Fadrique, Carlos Mendoza, ha relatado a Efe los hechos del suceso y ha explicado que ha sido sobre las 8:00 horas de hoy cuando la detenida ha ido «a casa de su madre a por las dos hijas», pero «solamente se ha podido llevar al bebé», ya que su madre le ha impedido que se llevase a su otra hija, que tiene tres años.

A continuación, ha conducido su furgoneta hasta el cementerio, que se encuentra a un kilómetro de la localidad, y ha degollado al bebé en la capilla, lo que «ha visto el empleado municipal, quien ha avisado a los encargados y a la Guardia Civil».

Una vez cometido los hechos, «ella se estaba dando golpes por todos los sitios, se autolesionaba y cuando ha ido la Guardia Civil ha habido una persecución», ha continuado el concejal.

La madre ha huido hasta llegar a la iglesia, que estaba abierta porque «estaba el párroco de rezo y se ha metido diciendo que tenía el demonio dentro».

Según Mendoza, tras conocerse la fatal noticia, han venido patrullas de la Guardia Civil de todos sitios y han detenido a la mujer que «estaba haciendo mucha fuerza» porque «es corpulenta, muy grande y entre los dos guardia civiles no podían».

El concejal ha explicado que la detenida «estaba en tratamiento psicológico y ha estado ingresada hace pocos días en el hospital» y ha apuntado que «en los últimos tiempos asistía mucho a misa».

El alcalde del municipio, Jaime Santos, un pueblo de 4.000 vecinos en el sureste de la provincia, ha confirmado que esta mujer es vecina de la localidad. Por el momento el Juzgado ha decretado secreto de sumario.

«Muy nerviosa»

Según Santos, ningún vecino ha presenciado el degollamiento, pero sí la han visto y «parecía muy nerviosa», hecho que «ha dado la voz de alarma» en el municipio.

Asimismo, ha indicado que los vecinos que han podido verla son los que se acercan al cementerio municipal por las mañanas. «Se abre temprano y hay gente que acude, y más ahora en verano», ha señalado. Jaime Santos ha asegurado que, por el momento, va a esperar a ver cuáles han sido los detalles del suceso y que «haya una conclusión oficial» para plantearse algún tipo de acto en el municipio.

Madre de otra niña

La mujer es madre de otra pequeña de tres años, que permaneció en el coche durante el asesinato. Está casada con un hombre de origen sudamericano que se ha enterado a media mañana de los hechos porque tenía un negocio de venta ambulante, según informa la agencia Efe, que cita al propio alcalde.

Santos ha admitido que la conoce «bastante» y le cuesta mucho imaginar porqué ha hecho esto. «Es una chica normal y es cierto que pudo sufrir una depresión posparto», ha añadido aunque ha subrayado que nada podía hacer sospechar este trágico desenlace.

Villa de Don Fadrique ha declarado un día de luto oficial por la trágica muerte del bebé después de que el regidor se reuniera con los portavoces de la oposición para determinar una línea de actuación al respecto.