Detalle de la nueva consola Project Scarlett, de Microsoft - AFP/Video: EuropaPress

XboxAsí será Project Scarlett, la nueva consola de Microsoft que sucederá a la Xbox One, y que llegará en 2020

Su nueva apuesta será «cuatro veces» más potente que la Xbox One X, será compatible con el 8K y estará configurada para jugar a videojuegos en la «nube»

MADRIDActualizado:

A medida que internet ha hecho de las suyas, los servicios en «streaming» han conformado una industria potente que apuesta por albergar contenidos y distribuirlos sin soportes físicos. Los videojuegos en la «nube» están a punto de despegar. La guerra por subir el ocio electrónico a esta forma de consumo ha tenido su primer disparo de salida: la presentación de la nueva consola de sobremesa de Microsoft que sucederá a la Xbox One.

Será la cuarta consola de la familia e inaugurará, además, la novena generación de la historia. El formato «streaming», por tanto, será el caballo de batalla del futuro de las nuevas plataformas. Durante su conferencia de este domingo en la feria E3, el gigante del software estadounidense encaró los detalles de un equipo que, por el momento, se llamará «Project Scarlett». Llegará a finales de 2020 coincidendo con la campaña navideña, uno de los periodos con mayor actividad económica.

De esta manera, la plataforma permitirá subir los contenidos a la «nube» y, además, dejar la posibilidad al videojugador de consumir los videojuegos desde cualquier sitio como ya sucede en el mundo de los contenidos audiovisuales gracias a servicios como HBO o Netflix. La compañía, en la actualidad, dispone de un herramienta pensada para este objetivo, Game Pass, pero su próximo desafío es lograr una mejor experiencia, además de ofrecer un salto visual aún más impresionante.

De ahí que los primeros detalles apunten a una consola aún más potente y veloz. El rendimiento de la consola será increíblmente alto. Al menos esa es la promesa de la firma estadounidense. Por el momento no se han dado ni precios ni se conoce realmente el diseño de Project Scarlett, pero Microsoft ya ha escrito una nueva página en su historia al desvelar algunas escasas especificaciones.

A nivel técnico, el equipo se basará en procesadores AMD diseñados específicamente para la consola, así como memorias de tipo GDDR6 de alto ancho de banda que, teóricamente, deberá proporcionar una calidad gráfica muy elevada. Será, por tanto, hasta cuatro veces más potente que la actual Xbox One.

En su interior, sin embargo, se encontrará un disco duro de estado sólido (SSD, como se le conoce en la industria), y que le proporcionará una velocidad de lectura y escritura de archivos por encima de las actuales plataformas. Las promesas de la compañía son muy ambiciosas. De hecho, el máximo responsable de Xbox, Phil Spencer, aseguró que Project Scarlett es «la consola más potente» y con rendimiento «más alto» que jamás han diseñado en la compañía estadounidense.

Tampoco se dio a conocer el catálogo completo con el que debutará, aunque sí se dejó caer alguna sorpresa. La nueva generación de consolas de Microsoft, que sucederá a la Xbox One (lanzada oficialmente 2013) y a la Xbox One X (2017), llegará con «Halo Infinite», un videojuego de disparos en primera persona de ambientación futurista, que servirá de reclamo para cautivar a los seguidores.

Otro de sus caballos de batalla será su capacidad gráfica; la compañía anticipó que será compatible con la resolución 8K, el nuevo estándar de imagen a perseguir por la industria que se estrenará oficialmente el próximo año coicidiendo con los Juegos Olímpicos de Tokio (Japón). Y, para ello, la industria tecnológica ya se ha puesto manos a la obra para llegar a tiempo en la actualización de sus televisores domésticos.

Títulos exclusivos y mucho contenido

Project Scarlett competirá con otro esperado lanzamiento, la sucesora de la PlayStation 4 que está preparando Sony y que puede presentar próximamente bajo el nombre de PlayStation 5. Al margen de Project Scarlett, Microsoft presentó un total de sesenta títulos, muchos de ellos, sin embargo, contenidos adicionales. Eso sí, el protagonismo se lo llevaron algunos videojuegos como el esperado « Cyberpunk 2077» (rol y acción), «Minecraft Dungeons» (construcción), « Gears 5» (disparos en tercera persona), «Battletoads» (beat em' up) o « Elden Ring», un título en el que han colaborado Hidetaka Miyazaki, el creador de « Dark Souls», y George R.R. Martin, el escritor de la saga de fantasía épica «Juego de Tronos».