Mira en el vídeo el primer diario de desarrollo de Project Morpheus - SONY

«El objetivo de la realidad vitual es que los usuarios se olviden de que están utilizando un casco»

Sony defiende las posibilidades del Project Morpheus, un dispositivo rival de Oculus y que sus responsables aseguran que la tecnología actual permitirá que esta tecnología se popularice definitivamente

Actualizado:

Es el nuevo tótem del sector de los videojuegos. El espacio en el que confluyen las nuevas ideas del sector que mueve más dinero que el cine y la música juntos. Se trata del tercer (¿y definitivo?) intento para recrear mundos totalmente inmersivos, el sueño de los jugadores desde hace veinte años. La realidad virtual ha comenzado a dar sus primeros pasos y la lucha se recrudece mientras Oculus, Sony y HTC ultiman los detalles de sus respectivos dispositivos basados en esta tecnología. Las empresas implicadas aseguran que se trata del futuro del consumo de ocio electrónico.

La firma japonesa, no obstante, lleva varios meses intentando aumentar el interés con un dispositivo orientado a la consola de sobremesa PlayStation 4, que promete una grata experiencia para los jugadores. Para atraer al público, el casco ha mejorado su comodidad de cara a su versión comercial, que llegará en la primavera del próximo año en caso de cumplirse las previsiones.

La pantalla, de 5.7 pulgadas y tecnología OLED, han permitido calibrar una imagen que, unido a los a 120 herzios que ofrece, capaz de mostrar imágenes a 120 frames por segundo, ambiciona una agradable resolución (1.920 x 1.080 p). Las estrellas -dicen los responsables del proyecto- «se han alineado en lo relativo a la tecnología de la realidad virtual: las pantallas son de mayor calidad, la latencia de las imágenes se ha reducido y los ordenadores son más potentes. «Todas estas cosas se han unido para que podamos hacer unas gafas de realidad virtual que funcionan de verdad», prometen.

«Hay muchas posibilidades emocionantes para presentar mundos realistas totalmente diferentes a cualquier cosa que se haya podido experimentar en la vida real», matizan los responsables del dispositivo en el primer diario de desarrollo. De hecho, Shuhei Yoshida, presidente de Sony, asegura que «estamos contemplando el amanecer de una nueva industria, no solo para los aficionados a los videojuegos». Dave Ranyard, director de SCE London Studios, cree que el objetivo es que los usuarios se olviden de que están utilizando un casco de realidad virtual. «Hay muchas posibilidades diferentes que los videojuegos todavía no han explorado».