YouTube y Facebook se unen para combatir los videos de extremistas
YouTube y Facebook se unen para combatir los videos de extremistas - ARCHIVO

YouTube y Facebook se unen para combatir los videos de extremistas

Los gigantes de internet pondrán en marcha sistemas para bloquear el material publicado que incita al odio después de la presión ejercida por las administraciones

MADRIDActualizado:

YouTube y Facebook se han unido para silenciar y bloquear el contenido audiovisual extremista de sus respectivos portales dedicados a los videos en un importante paso por parte de las empresas de internet en su intento de erradicar la propaganda violenta.

Según dos personas cercanas al proceso que recoge la agencia Reuters, ambas compañías de internet han tomado esta decisión después de estar bajo presión por determinados gobiernos después de observar un aumento de las publicaciones extremistas procedentes, principalmente, de regiones como Siria o EE.UU. Des esta manera, YouTube y Facebook se unirán a otras plataformas que han introducido sistemas para bloquear o eliminación de vídeos del Estado Islámico en aras de evitar la proliferación de mensajes de odio.

La tecnología utilizada para lograr este objetivo se desarrolló originalmente para identificar y bloquear el contenido protegido por los derechos de autor. Se realiza mediante una especie de huella digital que las compañías asignan automáticamente a videos específicos. Este sistema permitiría detectar los intentos de volver a publicar el contenido ya identificado como inaceptable, aunque no bloquearía sistemáticamente los vídeos que no se han visto con anterioridad.

Aunque de momento se desconoce cómo están aplicando este método se cree que los videos publicados serán comprobados desde una base de datos de contenido calificado de prohibido que permitiría identificar nuevas publicaciones de, por ejemplo, una decapitación o un discurso que incita a la violencia. Se espera que el esta nueva tecnología se perfeccione con el tiempo, ya que las grandes empresas de internet se han tomado en serio el objetivo de sanear sus plataformas de distribución.

A finales de abril, líderes de EE.UU. y europeos han mostrado su preocupación por la difusión de mensajes radicales a través de internet, lo que ha metido presión en las compañías de internet como Alphabet, Twitter o Facebook, que han desarrollado influyentes plataformas y, ahora, intentan abordar cuestiones relacionadas como el terrorismo y la libertad de expresión.