Meng Wanzhou, jefa de finanzas de Huawei, bajo arresto domiciliario
Meng Wanzhou, jefa de finanzas de Huawei, bajo arresto domiciliario - REUTERS

La directora financiera de Huawei tenía un iPhone, un iPad y un MacBook Air cuando la detuvieron

Los abogados de la detenida presentaron una solicitud para recuperar una copia de los datos almacenados en los equipos

MADRIDActualizado:

El casa del herrero, cuchillo de palo. En el momento de su detención el pasado 1 de diciembre en Canadá, la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, demostró una cierta inclinación hacia los productos tecnológicos de su competencia. Lo que podría ser una mera anécdota se ha convertido en un nuevo arma contra la firma china, acusada de ciberespionaje por el gobierno de los Estados Unidos.

Cuando la policía canadiense arrestó por orden de los EE.UU. a la directiva, hija del fundador de Huawei, incautaron un iPhone 7 Plus, un ordenador MacBook Air y un iPad Pro, según un expediente judicial al que ha tenido acceso el medio «Bloomberg». También, Meng portaba la edición Porsche del dispositivo Huawei Mate 20 Pro durante el arresto. Actualmente se encuentra bajo arresto domiciliario en Vancouver (Canadá).

Los abogados de la detenida presentaron una solicitud para recuperar una copia de los datos almacenados en los equipos. Una petición a la que accedió la fiscalía. No deja de ser, sin embargo, curioso que la responsable de finanzas de una de las mayores empresas tecnológicas del mundo opte por productos de la competencia. Y más teniendo en cuenta el contexto comercial, aunque también es cierto que los productos de Huawei son a veces difíciles de adquirir en mercados como el norteamericano.

Huawei se ha mantenido siempre muy recelosa de que sus empleados utilicen productos de otras marcas. En una ocasión, incluso, redujo el salario a dos altos cargos después de que se descubrieran que habían publicado un mensaje de año nuevo desde perfiles oficiales de la empresa a través de un iPhone. El mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones de China arrebató a Apple el puesto de segundo mayor vendedor de teléfonos móviles del mundo en 2018 y en la actualidad aspira a lograrlo también con Samsung, que domina el mercado desde hace varios años.