SCIENCE & SOCIETY PICTURE LIBRARY

Apple I: así fue el primer ordenador creado por Steve Jobs y Steve Wozniak que ahora vale una fortuna

Los productos de la firma de la manzana mordida están cada vez más cotizados, este fue el primero de todos

Apple Keynote | Sigue la presentación del iPhone 11 en directo

MadridActualizado:

No son pocos los amantes de la tecnología que se reconocen como adictos a Apple. Así lo demuestra el que cada vez sean más los que se lanzan a coleccionar dispositivos antiguos de la firma de la manzana mordida. La compañía nació en la década de los setenta, mucho antes de que los teléfonos inteligentes o las «tablets» fuesen algo más que una quimera propia del cine de ciencia ficción. Por entonces, la tecnológica se encontraba centrada en el desarrollo de ordenadores. El primero de ellos fue el Apple I, del que apenas se vendieron un par de centenares en la época.

Cuando salió a la venta, en el verano de 1976, la computación se encontraba en pañales. Muy lejos (y a la vez bastante cerca) de lo que llegaría a ser con el tiempo. El Apple I fue ensamblado por el mismo cofundador de la empresa Steve Wozniak y tuvo como -curioso- precio de salida los 666'66 dólares. Fue, además, el producto escogido por la firma de la manzana para iniciar su andadura comercial.

Según se calcula, sus ventas rondaron los 200 dispositivos; ni se acercó a los resultados que Apple cosecharía en el futuro. Pero, por algo se empieza. Sobre todo si tenemos en cuenta que, poco después del lanzamiento de este ordenador, la empresa comenzó a desarrollar el sucesor de este sistema: el Apple II, con el que la tecnológica comenzó a despegar.

«(El Apple I) realmente fue un paso muy importante, aunque yo no lo creí así cuando lo diseñé», dijo Wozniak en 2010 durante la subasta de uno de estos sistemas. En sus tripas, el ordenador escondía tres condensadores y una memoria que alcanzaba los 8 kilobites. En su momento fue, además, uno de los primeros en estar equipado con una placa base. Algo que permitía que fuese compatible tanto para el uso sin necesidad de contar más que con un teclado y una toma de corriente.

A pesar de encontrarse, ni de lejos, entre los sistemas más populares de la historia. En estos momentos el dispositivo desarrollado por los cofundadores de Apple está valorado en unos 375.000 dólares. Al menos, ese es el precio que se pagó en 2018 por uno en buen estado. «La Apple I tenía una potencia terriblemente baja comparada con la Apple II», recordaba Wozniak recientemente en una entrevista con BBC. El ingeniero afirmó, a su vez, que calculan que en la actualidad solo debe haber unos 75 Apple I en todo el mundo, y de estos únicamente 15 funcionan correctamente.

Al igual que ocurre con otros dispositivos retro, los productos de la firma de la manzana se encuentran entre los favoritos de los coleccionistas. Y es que lo antiguo está de moda y tiene su valor, aunque se encuentre completamente obsoleto. Otro buen ejemplo, en lo que a Apple se refiere, es el reproductor de música iPod de primera generación, que fue presentado por Steve Jobs en octubre de 2001.

Un usuario de eBay colocó en subasta un dispositivo de este tipo, que no había sido abierto jamás. Ni siquiera se le había quitado el precinto de plástico que recubre la caja. El precio de salida para este producto, que tiene ya casi 20 años, fue de 19.995 dólares. En el caso de que hubiese sido utilizado, y no conservase su caja, se hubiese podido vender por cerca de 400 euros, siempre y cuando funcionase.