Resumen Tech 2016

Las mejores televisiones SmartTV de 2016

Después de las imágenes en 3D llegó la lucha por la calidad, con el 4K como principal desafío tecnológico en cuanto a su resolución. Los diseños curvados llamaron la atención, pero esta temporada deja la pelea por la tecnología HDR como el futuro de la industria del televisor en la que firmas como Samsung o LG han ofrecido nuevos modelos

MADRIDActualizado:1234
  1. Samsung UE65KS9500

    De manera silenciosa y casi sin hacer ruido, este año el campo de los televisores ha innovado mucho. Ya no solo se persigue el nuevo estándard de imagen en cuanto a su resolución, como el 4K como principal desafío, sino también en la presentación de las imágenes por medio del HDR -Alto Rango Dinámico-, que viene a eclipsar precisamente a esa calidad 4K. ¿El futuro este éste?

    Esta tecnología ofrece un sistema de procesamiento de imagen de las cámaras fotográficas y que, ahora, y en aras de adecuarse a la calidad ofrecida por plataformas de «streaming» como Netflix o Amazon Video se adentra en la pequeña pantalla.Televisores de gran tamaño, dudas sobre los diseños curvados, pero un mayor esfuerzo en proporcionar contrastes más nítidos, negros más profundos y colores más hermosos.

    Después del fracasado 3D llegó la pelea por el 4K. Desde hace dos años se mostraron las cartas por los diseños curvados. Y, ahora, en este año ha quedado patente que el objetivo es la calidad de imagen con el HDR como estandarte. Y en esa batalla han presentado nuevamente armas las principales marcas de televisores, con Samsung a la cabeza.

    Precisamente, la firma surcoreana ha proporcionado algunos modelos interesantes y ha apostado por su propia arquitectura, SUHD y QuantumDot, con el que aspira a liderar este mercado. Este modelo en cuestión, el UE65KS9500, ha sido uno de los más llamativos del año.

    Evidentemente, su precio (3.999 euros) es alto, pero hablamos de una gigantesca pantalla curvada de 65 pulgadas que presenta sus credenciales no solo en diseño (ultrafino), sino también en imagen. Ofrece tecnología HDR de 1.000 nits, medida utilizada para calibrar el brillo. Con todo ello, las imágenes son asombrosas, cerca de la perfección. No le hace ascos, tampoco, al sonido, de gran calidad.

    Entre los aspectos negativos, su diseño curvado. Es atractivo, sí, pero no está hecho para todos los gustos y, en ocasiones, reflejos se acumulan y el contraste, en ocasiones, es algo débil.

  2. LG OLED 65 E6V

    Excesivamente caro, eso sí (6.669 euros), se trata de una máquina asombrosa que cuenta con una pantalla OLED ultrafina. Este modelo, de grandes contrastes y profundos negros y rangos cromáticos muy logrados, dispone de dos versiones, de 55 y 65 pulgadas, con Ultra Alta Resolución (3.840 x 2.160), conectividad inalámbrica. Los paneles de la firma surcoreana son todo ventajas. De gran delgadez (tiene 5 milímetros) y flexibilidad, son algunos de los más avanzados del mercado.

    Un aspecto muy intersante es su «inteligencia» proporcionada por un sistema operativo intuitivo (WebOS 3.0), fácil de manejar que saca mucho partido a lo que debe ser una televisión inteligente. Todo ello ganando enteros gracias a su original mando a distancia (Magic Remote) que ofrece un puntero y sencillos pasos para controlar y compartir contenidos directamente al televisor.

    De LG suele sucede una cosa: muchos de sus televisores no cumplen con una calidad de audio alta, pero en este caso su sonido (con dos altavoces y dos woofers) está diseñado por Harman/Kardon, una firma especializada, por cierto, que este año Samsung decidió comprar. Cuatro puertos HDMI, tres para USB, salidas de audio óptica más dos puertos «jack», entradas S-video, 1 x Video por componentes.

  3. Sony Bravia KD65XD9305

    Con calidad 4K (3.840 x 2.160 píxeles), este televisor tiene 65 pulgadas de pantalla y es bastante delgada, pero no al nivel de otros modelos rivales. Este televisor LED incorpora, no obstante, sistema HDR que proporciona una mayor calidad de imagen.

    Su sistema operativo, sin embargo, deja algo de qué desear, Android TV, aunque permite disfrutar de las opciones principales de un televisor inteligente. Contiene entrada de vídeo por componentes, tres puertos HDMI, tres puertos USB, entrada de audio analógica, salida de audio digital así como conectividad inalámbrica.

    Un aspecto positivo es su sistema de audio, desarrollado mediante cuatro altavoces y un espectacular sonido estereofónico muy inmersivo que proporciona una ambientación asombrosa para el visionado de películas.

  4. Panasonic TX58DX900

    Más barato (2.940 euros), este modelo es el primero que se considera Ultra HD Premium, una certificación de la industria que propone una combinación de paneles LED que reproduce contenido en calidad 4K con HDR. Es decir, el primer televisor 4K con HDR de forma nativa, con lo que se muestran colores intensos, brillos más equilibrados que se elevan hasta los 1.000 nits.

    Ofrece, en su interior, el sistema operativo Firefox para descubrir aplicaciones y aprovechar la «inteligencia» de la misma. Asimismo, completa su objetivo de crear una experiencia cinematográfica auténtica con un sonido de bastante, bastante calidad.

    Grandes cajas de altavoces y cuatro radiadores pasivos que resuenan de forma sincronizada con la vibración de los woofer acentúan los sonidos bajos para ofrecer una experiencia muy satisfactoria. En dos tamaños (58 y 65 pulgadas), este televisor dispone de cuatro puertos HDMI y tres USB.