Uno de los nuevos modelos de televisor |Raúl Martín, Director de Consumer Electronics en Samsung España - SAMSUNG | VÍDEO: J.M.NIEVES

Samsung apuesta por los televisores inteligentes curvados y su propio sistema Tizen

La firma surcoreana anuncia la llegada de sus nuevos modelos a Europa y que demuestra una importante evolución en su tecnología y tamaño. El estándar en el futuro rozará las 65 pulgadas

Actualizado:

Bajo el paraguas del «Internet de las cosas» se desliza la idea del «todo conectado». Ya contamos con teléfonos móviles y tabletas (con internet, por supuesto) y el siguiente paso lleva a conectar todo tipo de objetos, aunque en ese devenir se sitúa a la televisión como una de las patas principales en esta revolución.

Igual que en años anteriores, Samsung ha celebrado, a pocas semanas de comenzar el congresos mundial de móviles Mobile World Congress de Barcelona, en el que presentará el nuevo Galaxy S6, su Forum particular, un espacio que la compañía coreana replica en todo el mundo y que, para Europa, este año se ha celebrado en Mónaco.

Las distintas líneas de producto de la compañía, excepto los móviles, desfilan durante varios días en el Centro Grimaldi de la capital monegasca. Televisores, electrodomésticos, equipos de oficina... y todo bajo el paraguas del «Internet de las cosas», que cruza la frontera de los «smartphones» y se instala cómodamente en cualquiera de los aparatos y dispositivos que todos tenemos en casa.

Será, según los vaticinios de la propia compañía, en una gran evolución. Así, YH Heom, presidente de Samsung en Europa, habló del desafío tecnológico como uno de los motores capaces de impulsar la economía en Europa y afirmó que «los dispositivos conectados cambiarán los hogares para siempre».

En televisores, Samsung tiene ya un 40% del mercado. Y su apuesta por la resolución UHD o 4K, además de las grandes pantallas curvas, parece estar dando muy buenos resultados. De hecho, y según datos de la propia marca, el 80% de todo el tráfico de internet es de vídeo y el 75% de todos los televisores que se venden ya tienen conexión a internet.

Durante la última edición de la feria de elecrónica CES de Las Vegas Samsung presentó sus primeros televisores con tecnología SUHD, que desembarcan ahora en Europa. Se trata de una mejora notable de calidad en las resoluciones Ultra Alta Definición basada en una tecnología de nanocristales desarrollada por la propia compañía y que permite mostrar en pantalla hasta los mínimos detalles con una calidad excepcional. Color, brillo, contraste y definición alcanzan, según la compañía, «un nuevo nivel». Los nuevos televisores, además, incorporan por defecto el sistema operativo Tizen, la apuesta de Samsung para la tecnología «wearable» -vestible, en español- y la conectividad en el hogar.

Con esto se exhibe la disputa en el mercado por hacerse con el control del mando a distancia. Todos los televisores, a partir de ahora, incorporán este sistema operativo, mientras que otras marcas de la competencia lo harán con Android TV o WebOS. Así, una barra inferior permite el acceso a todas las aplicaciones, de forma que para el usuario será como hacer zapping de forma tradicional, pero entre aplicaciones en lugar que entre canales. Eso es posible dado que Tizen apuesta por la multitarea y permite tener aplicaciones abiertas en segundo plano.

En cinco años el estándar será 75 pulgadas

En aras de la transversalidad entre distintos dispositivos, en cuanto a conectividad también permite proyectar, inmediatamente, gracias al sistema Quick Connect, el contenido que el usuario está visualizando directamente a su móvil. Y viceversa, por supuesto, lo que permite una nueva forma de consumo de contenidos. Por supuesto, queda patente que cada vez los televisores son más grandes. Dentro de cinco años, en 2020, los televisores más frecuentes y más demandados por los consumidores tendrán un tamaño de entre 75 y 82 pulgadas, prevé la compañía.

Pero quizá lo más novedoso en televisores sea el nuevo sistema SUHD. El año 2014 ha sido muy positivo en este aspecto para Samsung. Fue su primer año con televisores curvos y, ahora, este formato ha calado hondo entre los consumidores a tenor de los datos de ventas: se venden más de mil televisores curvos a la semana, lo que supone el 10% del mercado.

Esta tecnología (SUHD) mejora la inmersión en la imagen. Se basa en nanocristales, pero también supone un nuevo panel, con una estructura diferente. Se trata de un nuevo tipo de pantalla que promete grandes resultados. Los primeros modelos llegarán a las tiendas aproximadamente en un mes. «Nos ayudará a llevar a la industria de la televisión hacia una nueva era», dijo BK Yoon, presidente de Samsung.

Pero, ¿qué es realmente el SUHD? Para empezar, todos los televisores con esta tecnología son curvos. Se ha intentado unir lo mejor de cada tecnología (plasma, OLED, LED...) en un solo lugar y, todo, para obtener más brillo, más color, más contraste y más definición que cualquiera de las otras tecnologías.

Para entendernos, se toma un panel LED y se le añade una capa de nanocristales. Según el tamaño de las esferas, se filtra luz de diferentes colores. Hasta ahora, la luz blanca era un LED azul o fósforo para pasarlo al blanco. Pero al hacer eso se pierde luminosidad. Ahora, se puede retirar el fósforo, que se sustituye por nanocristales. El resultado es una luz mucho más pura de la que permite cualquier otra tecnología. Al retirar el fósforo, también el brillo puede aumentar hasta un 38%. El resultado es realmente espectacular.