Zuma advierte en Durban de que el cambio climático «es cuestión de vida o muerte»
El presidente sudafricano Jacob Zuma, junto a la responsable de la ONU sobre el clima Christiana Figueres, durante la apertura de la Cumbre de Durban - afp

Zuma advierte en Durban de que el cambio climático «es cuestión de vida o muerte»

El presidente sudafricano abre la convención sobre el clima alertando de que «ya no es sólo un desafío medioambiental, sino un desafío para el desarrollo»

madrid Actualizado:

Representantes de los 195 países que integran la Convención de Naciones Unidas sobre Cambio Climático se 'encerrarán' en Durban (Sudáfrica) durante dos semanas, desde este lunes 28 de noviembre para continuar las negociaciones en la lucha contra el clima aunque no existen grandes expectativas de alcanzar un acuerdo global vinculante.

La XVII Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático (COP 17) empezó en un acto en el que México, como anfitrión de la anterior conferencia de 2010 en Cancún, cedió el testigo a Sudáfrica.

La conferencia arrancó en el International Conference Center (ICC) de Durban, donde se reunirán hasta el próximo 9 de diciembre unos 20.000 delegados y observadores de casi 200 países para abordar esa gran amenaza para el planeta que es el cambio climático.

La anécdota de la jornada la ha protagonizado el presidente sudafricano, Jacob Zuma, que ha obligado a retrasar el comienzo de la reunión porque ha llegado más de 40 minutos tarde, lo que ha obligado a los delegados de la Convención a esperar pacientemente en sus asientos mientras chateaban o hablaban con sus teléfonos móviles.

En la inauguración de la reunión, el presidente de Sudáfrica agradeció a la ONU su «confianza en la capacidad de África para albergar esta conferencia». Zuma remarcó que el cambio climático «ya no es sólo un desafío medioambiental, sino un desafío para el desarrollo» que para muchas personas es «cuestión de vida o muerte».

Por su parte, la ministra mexicana de Relaciones Exteriores, Patricia Espinosa, subrayó que «el desafío global que tenemos es encontrar una solución definitiva que armonice el desarrollo con la sustentabilidad».

«El reto es poder encontrar y diseñar aquellas políticas públicas que siendo eficaces para reducir el cambio climático sean también económicamente viables», dijo Espinosa, en referencia a una cita del presidente de México, Felipe Calderón.

Después, la canciller mexicana cedió el testigo de la presidencia del COP 17 a su colega sudafricana, Maite Nkoana-Mashabane, quien definió la reunión de Durban como «un momento decisivo» para lograr objetivos como la renovación del Protocolo de Kioto.

Reducir la emisión de gases

Una de las prioridades en Durban es avanzar en la renovación del Protocolo, un acuerdo jurídicamente vinculante adoptado en 1997 en la ciudad japonesa de Kioto que fijaba objetivos para reducir la emisión de gases causantes del calentamiento global, aunque sólo obligaba a 37 naciones desarrolladas y a la Unión Europea.

Estados Unidos, el segundo país más contaminante del planeta, no ratificó el protocolo, mientras China, el principal contaminador, está excluido por tratarse de una economía emergente.

Conseguir un nuevo acuerdo sobre emisión de gases de efecto invernadero urge porque el periodo de compromiso del Protocolo de Kioto expira en 2012.