La esperanza de Desmond Tutu
El arzobispo emérito Desmond Tutu, ayer en Durban - reuters

La esperanza de Desmond Tutu

El Nobel de la Paz exige «justicia climática» a los líderes mundiales que se reúnen en la Conferencia de Durban

Actualizado:

«No tenemos más que una casa y seáis ricos o pobres, es vuestra única casa». Más enérgico que nunca, a pesar de sus 80 años, el arzobispo Desmond Tutu se convirtió ayer en el portavoz de los que reclaman una mayor implicación de los países ricos en la lucha contra el cambio climático y confía en que salga un acuerdo de la conferencia que desde hoy se desarrolla en Durban (Sudáfrica).

«Tenemos que avanzar juntos», clamó el premio Nobel de la Paz ante miles de personas durante un macroconcierto para una «justicia climática» en el estadio de King's Park, al término del cual se presentó una petición en este sentido firmada por 200.000 personas en todo el mundo.

También el Papa pidió ayer durante el rezo del Ángelus a los países que participarán en la cumbre una respuesta «creíble y solidaria» al cambio climático, teniendo en cuenta las «exigencias» de las poblaciones más pobres.

Ante los fieles congregados en la Plaza de San Pedro, Benedicto XVI calificó de «complejo fenómeno» al cambio climático. «Anhelo que todos los miembros de la comunidad internacional concuerden una respuesta responsable, creíble y solidaria a este preocupante y complejo fenómeno, teniendo en cuenta las exigencias de las poblaciones más pobres y de las generaciones futuras», señaló.

Desde la Iglesia anglicana, el arzobispo de Cantorbery Rowan Williams, reclamó a los dirigentes de todo el mundo un «verdadero liderazgo moral» para encarar el cambio climático. Las personas más vulnerables del planeta «sienten cada vez más en su día a día», las consecuencias del cambio climático, afirma Rowan Williams en un mensaje de vídeo colgado en internet dirigido a la conferencia de Durban. Para el dirigente de la Iglesia anglicana, sería una «tragedia» que los líderes reunidos en Sudáfrica no llegaran a un compromiso para reducir el calentamiento global.

Alertas desde ONGs

Los llamamientos a los participantes en la cumbre se han multiplicado entre las organizaciones de derechos humanos. El Fondo Mundial para la Naturaleza ( WWF, sus siglas en inglés) ha subrayado que «los gobiernos necesitan reescribir la historia y tienen que empezar haciéndolo en Durban».

«Tienen que comprender que estamos en un punto de inflexión crítico y que el mundo les está observando para asegurar un futuro para el Protocolo de Kioto y para el clima global», señala el responsable de políticas climáticas de WWF, Tasneem Essop.

La ONG Oxfam ha alertado de que los fenómenos meteorológicos extremos amenazan la seguridad alimentaria mundial. «Desde el Cuerno de África y el Sudeste de Asia hasta Rusia y Afganistán, un año de inundaciones, sequías y calores extremos han sumido a decenas de millones de personas en la hambruna y la pobreza», ha asegurado Kelly Dent, de Oxfam, quien advierte de que esto empeorará a medida que el cambio climático cobre fuerza y la agricultura sucumba ante al calor. Oxfam pone de ejemplo las fuertes sequías en el Cuerno de África, que han sumido a más de 13 millones de personas en una profunda crisis. En julio, los precios de algunos alimentos subieron hasta en un 393 por ciento en Somalia.

La ONG reconoce que es «difícil» relacionar desastres naturales específicos al cambio climático, sin embargo, ha apuntado que está previsto que la frecuencia y gravedad de estos fenómenos, como los vistos durante este año, aumenten. «Para los más pobres y vulnerables, que gastan alrededor del 75 por ciento de sus ingresos en comida, esto podría tener consecuencias catastróficas», ha añadido.

Frenar el calentamiento global en crisis

Durban afronta uno de los momentos más difíciles en la lucha contra el cambio climático, en un panorama marcado por la crisis económica, la necesidad de frenar el aumento de la temperatura del planeta y el fin del Protocolo de Kioto, único acuerdo vinculante para reducir emisiones de gases, que vence en 2012.

Canadá, Rusia y Japón han anunciado que no firmarán un segundo término de este protocolo, mientras Estados Unidos y China no asuman compromisos similares. La Unión Europea, por su parte, ha propuesto la puesta en marcha de una hoja de ruta para alcanzar un acuerdo legalmente vinculante que incluya a las principales economías y abarque el cien por cien de las emisiones.

Los países en desarrollo y el bloque africano acuden a la cumbre de Durban con la exigencia de una renovación de este tratado, y sostienen que son los países desarrollados quienes deben realizar el mayor esfuerzo, además de financiar la transición hacia una economía más ecológica.

Los actores Leonardo Di Caprio, Angelina Jolie y Arnold Schwarzenegger, exgobernador de California, y el multimillonario británico Richard Branson han confirmado su asistencia al evento, al que también ha sido invitado el cantante de U2, Bono.