Álvaro Carmona

VeranoEl verano en España puede ser de récord

Será muy cálido en el centro y sur peninsular y no se descarta que pueda superar a los estíos de 2003, 2015 y 2016

MadridActualizado:

Hoy miércoles a las 6.24 hora peninsular comenzó el verano, que según los modelos que maneja la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) será muy cálido en el centro y sur peninsular y cálido en el resto y en ambos archipiélagos. Este es el inicio del verano astronómico, pero lo cierto es que climatológicamente hablando el verano en nuestras latitudes comienza en junio, y este año hemos empezado a sufrir los rigores del termómetro con antelación, explica Ana Casals, portavoz de Aemet.

Una de las características principales del nuevo clima que nos viene como consecuencia del cambio climático es precisamente que «los veranos cada vez comienzan antes, y también se alargan algo por detrás, pero esto no es tan acusado como el adelantamiento», dice Casals. Y en nuestro país lo que llevamos de junio ha sido extremadamente cálido, con temperaturas medias muy por encima de los valores normales, más de 3ºC por encima, habiendo dándose además en este periodo la ola de calor más temprana desde 1981.

Lo cierto es que aunque la semana que viene la canícula nos dará un respiro –se espera que las temperaturas bajen entre el domingo y el martes dependiendo de las zonas y se sitúen en valores más normales para estas fechas, según Javier Rodríguez, jefe de Predicción Operativa de Aemet- la predicción para los meses de julio, agosto y septiembre apunta a que el verano será muy cálido y no se descarta que bata récords.

Menos cálido en Canarias

Así, según los modelos que Meteorología utiliza para elaborar su predicción estacional –que se irá afinando en los próximos días con la incorporación de más modelos (hasta 12)- el próximo trimestre será muy cálido en el centro y sur peninsular (probabilidad del 50-70%) y cálido en el resto de la Península y ambos archipiélagos, si bien en Canarias la probabilidad de que esto sea así es algo más baja, lo que estaría en línea con los últimos veranos en las islas.

Concretamente, la anomalía térmica en la temperatura media que se espera en prácticamente toda la Península será de entre 0,5 y 1ºC, mientras que las temperaturas estarán entre 0,2 y 0,5ºC por encima de los valores normales en Baleares y Canarias. Aunque aún faltan modelos por analizar, desde Aemet no descartan que este verano pudiera superar a los más cálidos en España hasta el momento, que son los de 2003, 2015 y 2016. «Las olas de calor no podemos predecirlas, pero lo que sí sabemos es que cada vez son más frecuentes, intensas y persistentes», insiste Casals.

La ola de calor más larga en nuestro país tuvo lugar en julio de 2015 y duró 26 días, recuerdan desde Aemet. Ese julio fue el más cálido en España, mientras que el mes de agosto más cálido fue el de 2013, y el septiembre más caluroso fue el del año pasado, con una ola de calor en la que se batieron máximos absolutas de temperatura.

Peligro máximo de incendios

En cuanto a las precipitaciones, la jefa de Climatología de Aemet, Roser Botey, explica que estarán en torno a los valores normales, o sea, que lloverá poco y en ningún caso se podrá compensar el déficit pluviométrico, que desde comenzó el año hidrológico el 1 de octubre es del 13%. Una situación que «cada verano nos hace muy vulnerables a los incendios forestales», según Ana Casals.

Una opinión que comparten desde el Colegio Oficial de Ingenieros de Montes. Su vicedecana, Inés González Doncel, asegura que «todos los veranos son potencialmente malos» y que se produzca un incendio en un sitio u otro «dependerá de la situación del monte, de los puntos de ignición y de la meteorología, muy especialmente del régimen de viento que tengamos». La peor situación es que la se da con lo que las brigadas que luchan en primera línea contra los incendios forestales llaman los tres treinta, esto es, temperaturas superiores a 30ºC, humedad inferior al 30% y viento superior a 30 km/h. Entonces la alarma es absoluta y hay que extremar la seguridad.