Vídeo: EP

El Vaticano dice que la opinión del nuncio sobre la exhumación de Franco era «a título personal»

Subraya el «pleno respeto de la soberanía del Estado español y de su sistema legal»

Ciudad del VaticanoActualizado:

Dos semanas después de la entrega de la nota de protesta del gobierno, el Vaticano toma distancia de las declaraciones del nuncio Renzo Fratini sobre la exhumación de los restos de Franco y subraya el «pleno respeto de la soberanía del Estado español y de su sistema legal».

«Con motivo de la salida definitiva de España de Mons. Renzo Fratini, tras la conclusión de su mandato, subrayamos que sus recientes declaraciones sobre el tema de la exhumación de los restos mortales de Francisco Franco han sido expresadas a título personal», dice el comunicado firmado por Alessandro Gisotti, portavoz de la Santa Sede.

«Recordamos además que el ex Nuncio Apostólico en España ya ha desmentido, a través de la prensa, toda intención de emitir un juicio sobre cuestiones políticas internas», añade.

Gisotti también «vuelve a reiterar» la «clara» línea oficial del Vaticano acerca de esta cuestión. Dice que es la que aparece «en la carta que el Secretario de Estado, Cardenal Pietro Parolin, ha enviado el pasado mes de febrero a la Vicepresidenta del gobierno español, Carmen Calvo, y ulteriormente reafirmada por el Secretario General de la Conferencia Episcopal Española».

El comunicado no menciona la nota de protesta formal que el gobierno español entregó a la Santa Sede el pasado 4 de julio. Pero sí dice que «esta posición se basa en el pleno respeto de la soberanía del Estado español y de su sistema legal».

En el centro de la polémica estaban las declaraciones que el nuncio hizo a finales de junio en una entrevista para Europa Press con motivo de su jubilación y el fin de su misión en España.

Preguntado sobre la iniciativa del gobierno de Pedro Sánchez de exhumar los restos de Franco y retirarlos del Valle de los Caídos, Renzo Fratini dijo que ha provocado el resultado contrario al esperado, pues la figura de Franco «se ha enaltecido mucho más, porque las visitas (al Valle de los Caídos) han aumentado».

«Sinceramente, hay tantos problemas en el mundo y en España. ¿Por qué resucitarlo? Yo digo que han resucitado a Franco. Dejarlo en paz era mejor, la mayoría de la gente, de los políticos, tiene esta idea porque han pasado 40 años de la muerte, ha hecho lo que ha hecho, Dios juzgará. No ayuda a vivir mejor recordar algo que ha provocado una guerra civil», añadió Fratini.

La vicepresidenta Carmen Calvo reaccionó con dureza pues consideró que el representante de la Santa Sede había roto la neutralidad con la que debe actuar, pues había criticado una decisión ya aprobada por el parlamento.

Cuatro días después de la publicación de la entrevista, el nuncio pidió perdón. «Lamento si mis palabras han generado una cierta polémica. No pensaba que lo que comenté pudiera suscitar un problema. Si alguien lo interpreta como una injerencia, solo quiero dejar claro que no era mi intención absolutamente meterme en política», explicó a la revista «Vida Nueva».

Allí añadió que quienes «quieren situar a la Iglesia como un actor político o llegar a pensar que es franquista, se equivocan».