ROBOTERRA

«Si lo que quieres es fama y dinero no deberías buscar trabajo en Sillicon Valley»

Yao Zhang es creadora y fundadora de RoboTerra, una empresa de hardware y software de Sillicon Valley pensada para que los niños de 9 años en adelante creen sus propios robots

ENVIADA ESPECIAL A DOHAActualizado:

Yao Zhang tiene solo 33 años pero ya tiene mucho camino andado. Es creadora y fundadora de RoboTerra, una empresa de hardware y software de Sillicon Valley pensada para que los niños de 9 años en adelante interactúen, se familiaricen y creen sus propios robots. «En el futuro conviviremos con las máquinas, por lo tanto, hay que trabajar mejor que ellas, con ellas y no contra ellas», asegura esta joven china. Estudió en la Universidad de Columbia, ha sido reconocida en la categoría de «Joven Líder Mundiall» por el Foro Económico de Davos y ha sido nombrada Embajadora de Innovación por Naciones Unidas, solo por mencionar algunas de sus «medallas».

¿El secreto? No hay. Zhang responde con humildad: «Se trata de tener una pasión y tener suerte. He encontrado mi pasión y me he rodeado de gente brillante que la comparte».

Zhang ha compartido su experiencia en una de las 50 charlas que estos días se llevan a cabo en la cumbre mundial para la innovación en educación, Wise, celebrada en Doha, Catar.

Trabajar con robots

Su empresa da apoyo a más de 700 escuelas en más de 30 países. Sillicon Valley, a su vez, presta apoyo a RoboTerra y en solo tres años de creación llevan recaudados 15 millones de dólares.

Pero Zhang se toma el éxito con calma y eso transmite a quienes se creen que Sillicon Valley es la panacea. «Sillicon Valley es un símbolo, todos quieren trabajar allí porque es para los que lo intentan, porque no tienen miedo al fracaso pero no por la fama o el dinero. Si eso es lo que quieres no vayas a Sillicon Valle, no busques trabajo allí. Hay muchos lugares como ese en Madrid, Pekín, Doha...Lo que hay que hacer es encontrar a la gente correcta que comparta tu pasión contigo».

Zhang fundó su compañía porque, a su juicio, «la robótica es como el inglés ahora mismo, es fundamental conocerla para saber cómo trabajar con las máquinas. En el futuro habrá robots muy sofisticados, se trabajará con ellos y habra que entender cómo funciona