El presidente del PP, Pablo Casado, durante su visita hoy a la Fundación Gil Gayarre
El presidente del PP, Pablo Casado, durante su visita hoy a la Fundación Gil Gayarre - ABC

El PP propone que los padres con hijos discapacitados puedan elegir el centro de escolarización

Casado responde con esta propuesta a la intención del PSOE de dejar los centros especializados solo para los casos graves y obligar a los demás a ir a centros ordinarios

ABCActualizado:

El Partido Popular ha tomado nota de la queja de los padres de niños discapacitados, ante la posibilidad de que puedan tener que integrarse en centros ordinarios, como así lo anunció en su día la ministra de Educación, Isabel Celaá. La intención del Ejecutivo de Sánchez es dejar estos centros para los discapacitados muy graves, y trasladar los demás a estos centros ordinarios.

Así se recoge, en un texto ambiguo, en la reforma educativa que presentó el Gobierno, pero que ha quedado en suspenso al disolverse el parlamento. El objetivo era dotar de recursos a los centros ordinarios para que, en diez años, puedan atender a los alumnos con discapacidad, mientras que los otros centros se quedarían solo para casos «de atención muy especializada».

Los populares han presentado una alternativa a la propuesta socialista y el presidente de esta formación política, Pablo Casado, ha desvelado hoy su apuesta por la libertad de las familias para que puedan elegir entre los centros especializados o los de educación especial, una opción con la que el Gobierno de Sánchez pretende acabar.

El Partido Popular defiende la libertad de los padres para elegir la educación, el modelo y el centro educativo donde escolarizar a sus hijos y propone que en el sistema educativo de los alumnos con algún tipo de discapacidad puedan ser escolarizados en centros ordinarios en método inclusivo, en centros especializados o en centros de educación especial.

Desgravaciones fiscales

Casado anunció esta propuesta durante una visita a la Fundación Gil Gayarre, acompañado de la candidata del PP a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y de la alcaldesa de Pozuelo de Alarcón, Susana Pérez Quislant, donde ha reivindicado la visibilidad de las personas con capacidades diferentes que representan a un 8% de la población, 4 millones de personas. A su juicio, los políticos tienen que hacer todo lo posible para ayudar a las personas con discapacidad y a sus familias porque «son imprescindibles, necesarios y útiles para la sociedad».

El candidato popular ha recalcado que la política social del PP cuando llegue a La Moncloa «será humana, cercana y sin juzgar a nadie, poniendo todos los recurso a favor de las personas que más lo necesitan». En esta línea, ha recordado que con los gobiernos del PP se ha conseguido que haya 1.200 euros anuales en desgravaciones fiscales a las familias con algún descendiente o ascendente con discapacidad, acumulables a las ayudas por familia numerosa u otros motivos. Además, ha afirmado que las ayudas a la dependencia, aumentaron de 10 a 15 millones de euros en el presupuestos del 2012 al 2015. «Habrá que ver cuál ha sido el balance del 2015 al 2018», subrayó.