Pablo Casado, ayer, en Zaragoza - EFE | Vídeo: EP

El PP denuncia guerra sucia con la «noticia falsa» de las inmigrantes embarazadas

Los populares se limitan a garantizar la «confidencialidad» de las madres. «Ahora nos quieren acusar de ser roba bebés», lamentan fuentes del PP con indignación

MadridActualizado:

El PP ha explotado de indignación. La «guerra sucia» en esta precampaña electoral ha vuelto a hacer acto de presencia y afecta directamente a Pablo Casado, en un asunto tan sensible como es la inmigración irregular y la adopción. Una mezcla explosiva que algunos medios han forzado hasta convertirla en noticia falsa para asegurar que el PP no deportará a las inmigrantes irregulares que den en adopción sus hijos. «¡Qué barbaridad y que poca vergüenza!», comentan en el PP, absolutamente indignados por esa noticia falsa.

El origen de esta tormenta perfecta contra el PP bien aireada por la izquierda y algunos medios hay que buscarlo el sábado pasado. En Cartagena, Pablo Casado presentó su propuesta de una ley de apoyo a la Maternidad, que tiene como objetivo ayudar a las madres en dificultades y conseguir reducir el número de abortos. En esa propuesta, el PP promete una proteccion especial para las mujeres que decidan dar a sus hijos en adopción, como informó ABC. «Garantizaremos la confidencialidad y la protección legal de la madre para que la entrega en adopción no le acarree ningún perjuicio», se limita a decir la propuesta del PP. Sin más.

A partir de ahí, la noticia se retuerce hasta hacerla irreconocible, y algunos medios dedican grandes titulares a que el PP no deportará a las mujeres irregulares si dan a sus hijos en adopción, o les dará todo clase de beneficios, algo que nunca propusieron los populares, y que les habría colocado en el extremo opuesto a los derechos humanos.

De nada han servido las explicaciones del PP y del propio Casado, hoy en Valladolid, para denunciar la falsa noticia y subrayar que su propuesta se limita a garantizar la confidencialidad de los datos de la madre que sea inmigrante irregulares y decida adoptar, para que no suponga ningún perjuicio legal el hecho de tener que dar sus datos personales. La tormenta ya estaba desatada y expandida, y la «falsa noticia» ha seguido campando a sus anchas por ciertos medios.

«Han pasado de acusarnos de estar contra los derechos de las mujeres a llamarnos roba bebés. ¿Qué será lo siguiente, que nos llamen mata viejas?», se lamentan en el PP.