Un potente terremoto sacude el sudoeste de Japón sin alerta de tsunami

Ha provocado varios derrumbes y el saldo de víctimas se eleva por el momento a 200 heridos y tres personas muertas

TokioActualizado:

Un fuerte terremoto de 6,4 grados en la escala abierta de Richter golpeó este juevse la prefectura de Kumamoto, en el sudoeste del país, sin que la Agencia Meteorológica de Japón (JMA) haya declarado la alerta de tsunami y sin que de momento se hayan confirmado daños. Por el momento, el saldo de víctimas se eleva a 200 heridos y tres personas muertas.

El terremoto, que se registró a las 21.26 hora local (12.26 GMT), tuvo su epicentro en la prefectura de Kumamoto y su hipocentro se situó a unos 10 kilómetros de profundidad, según la JMA.

El seísmo ha alcanzado el nivel 7 en la escala japonesa, que se centra más en las zonas afectadas que en la intensidad del temblor, en el distrito de Mashiki, al este de la localidad, donde se sitúa el aeropuerto de Kumamoto.

La cadena pública NHK ha informado de que la policía ha recibido llamadas informando de que varias personas han quedado atrapadas bajo sus casas derrumbadas, y la agencia local Kyodo ha indicado, por su parte, que más de diez casas se han derrumbado.

Las imágenes difundidas por la televisión nipona muestran los edificios balanceándose violentamente y en instalaciones como la estación de bomberos de la ciudad el seísmo ha hecho que sillas y mesas cayeran y las ventas han resultado dañadas.

El servicio del tren bala japonés se ha visto parcialmente interrumpido tras el seísmo, según informó Kyodo.

El ministro portavoz del Ejecutivo, Yoshihide Suga, ha comparecido poco después del terremoto para informar que no se han registrado anormalidades en la central atómica de Sendai, la única de Japón que tiene actualmente reactores en funcionamiento.

Hasta el momento se han registrado catorce réplicas del terremoto, la más fuerte de 5,7 grados Richter cuarenta minutos después del primer seísmo, según datos de la agencia japonesa.

Se trata del primer terremoto que alcanza el nivel 7 en la escala nipona desde el potente seísmo del 11 de marzo de 2011 que generó un devastador tsunami que barrió la costa del nordeste nipón y provocó en Fukushima la peor crisis nuclear desde Chernóbil.