Un niño escucha el rezo del Ángelus en la plaza de San Pedro
Un niño escucha el rezo del Ángelus en la plaza de San Pedro - AFP

El Papa recuerda el elevado número de menores en la Jornada Mundial del Emigrante y Refugiado

Pide a los refugiados respetar las leyes y tradiciones del país de acogida

Corresponsal en el VaticanoActualizado:

Ante un mundo con 65 millones de refugiados, el número más alto de la historia, el Papa Francisco ha recordado el domingo que entre ellos hay «muchísimos» menores de edad que, «cuando no van acompañados, se exponen a gran número de peligros».

Por eso ha pedido «adoptar todas las medidas posibles para garantizar a los inmigrantes menores de edad tanto la protección y la defensa como la integración».

Los menores de 18 años suponen casi la mitad de los inmigrantes y refugiados, con un aumento llamativo de los menores de cuatro años en lo que va de siglo.

En la Jornada Mundial del Emigrante y el Refugiado, Francisco ha recordado que el tema de este año es precisamente «Emigrantes menores de edad, vulnerables y sin voz». Como ejemplo de fragilidad basta pensar que un tercio de los que mueren ahogados en el Mediterráneo son menores de edad.

Como hace siempre, el Papa ha invitado a los inmigrantes y refugiados a «respetar las leyes y tradiciones del país de acogida, al tiempo que custodiáis los valores de vuestra cultura de origen. El encuentro entre culturas es siempre un enriquecimiento».

En su discurso previo al rezo del Ángelus con los fieles reunidos en la plaza de San Pedro, el Papa ha recordado que el anuncio de Jesús «es la totalidad de la misión de la Iglesia, que no se anuncia a sí misma sino a Jesucristo. ¡Ay, cuando la Iglesia se anuncia a sí misma! Pierde la brújula. No sabe a dónde va…».

Al final del encuentro ha saludado de modo especial a los inmigrantes y refugiados presentes en la plaza de San Pedro y a un grupo de peregrinos: «los estudiantes del Instituto Meléndez Valdés de Villafranca de los Barros, en España».