El cirujano puede ver el corazón del paciente con gafas de realidad mixta y manipularlo - ABC

Operan un tumor maligno por primera vez en España con gafas de realidad virtual y aumentada

El hospital Gregorio Marañón ha desarrollado el primer dispositivo a nivel mundial que integra imágenes radiológicas y pantallas holográficas con información esencial del paciente integradas en unas gafas. Además, utilizan material impreso en 3D que reconstruye los tumores. Con esta tecnología, asegura, se reducen los riesgos de sangrado, infección y otras complicaciones para el paciente.

MADRIDActualizado:

Si ver a Tom Cruise en Minority Report le pareció una historia de ciencia ficción inalcanzable se equivoca. La posibilidad de ver imágenes proyectadas en cualquier punto del espacio en el que se encuentre moviéndolas de un sitio a otro, ya sea con las manos o la voz ya es posible. Unas gafas de realidad mixta hacen el milagro. Y han aterrizado en España. Concretamente en el Hospital Gregorio Marañón.

Este hospital madrileño ha desarrollado el primer dispositivo a nivel mundial que integra imágenes radiológicas y pantallas holográficas con información esencial del paciente integradas en unas gafas de realidad mixta (virtual y aumentada). Con ellas se han venido realizando cirugías oncológicas una vez al mes desde el pasado abril en las que además se cuenta con tumores impresos en 3D para que el doctor pueda manipularlos y explicarle al paciente qué tiene y dónde lo tiene.

«Somos los primeros en emplear impresión 3D en cirugía oncológica y los primeros en mezclar la impresión 3D con gafas de realidad mixta en una cirugía real», ha explicado Rubén Pérez Mañanes.

Las gafas no son intrusivas por lo que permiten ver la realidad en todo momento pero combinándose con información del paciente que aparece en forma de transparencias. Además, este modelo se enriquece con modelos impresos en 3D del tumor del paciente.

Disminuir los riesgos de la operación

El cirujano entra a quirófano con este dispositivo que le permite ver las resonancias, TAC, radiografías e incluso modelos de reconstrucción en 3D del tumor del paciente en cualquier lugar del quirófano. Con la voz o las manos puede dar órdenes y modificar lo que quiere ver y dónde, de manera que la información aparecerá en cualquier lugar del quirófano.

Imagen obtenida a través de las gafas de realidad aumentada
Imagen obtenida a través de las gafas de realidad aumentada - ABC

Gracias a este dispositivo se mejoran las intervenciones, se acortan los tiempos quirúrgicos por lo que el riesgo del paciente se reduce ya que permanece menos horas en quirófano por lo que dismuyen los riesgos de sangrado, infecciones, etc.

Las gafas no tienen cables, cuentan con wifi, altavoces con sonido 3D, microprocesador de alto rendimiento, 64 gigas de memoria, cámara, acelerómetro, giroscopio, luz ambiental, rastreo mediante mirada y conexión entre dispositivos.

El Hospital Gregorio Marañón ha desarrollado este proyecto a través de su Fundación de Investigación Biomédica y la Unidad de Tumores Musculoesqueléticos, junto a la empresa española Exovite. El dispositivo, llamando HoloLens es de Microsoft.