Imagen de archivo
Imagen de archivo - ABC

Nuevo récord para los gases de efecto invernadero

Actualmente es la concentración más alta desde que existen registros metereológicos, según un informe de la OMM

Corresponsal en GinebraActualizado:

La concentración de gases de efecto invernadero ha alcanzado un nuevo récord y actualmente es la más alta desde que existen registros metereológicos, alrededor de 405 partes por millón, según un estudio publicado hoy, en Ginebra, por la Organización Meteorológica Mundial (OMM). Antes de finales de siglo algunas regiones del mundo se enfrentarán con numerosas catástrofes climáticas.

La organización señaló que no hay inversión en la tendencia a la concentración de gases de efecto invernadero. Los promedios de concentración de dióxido de carbono (CO2)han aumentado desde 400,1 partes por millón (ppm) en 2015, a 403,3 ppm en 2016 y, finalmente, a 405,5 ppm en las últimas mediciones de 2017.

También se han incrementado las concentraciones de metano, de óxido nitroso y del potente gas de efecto invernadero CFC-11, que ataca la capa de ozono que envuelve el planeta. Sin una rápida disminución de este tipo de gases el cambio climático se intensificará y sus efectos irreversibles y destructivos se multiplicarán.

«Desde 1990, los gases de larga duración que aumentan la temperatura del planeta han aumentado en un 41% y el margen, para que podamos aún intervenir y corregir esta situación, se ha reducido de manera considerable», declaró el secretario general de la OMM, Petteri Taalas.

Taalas explicó que «la última vez que el planeta tuvo una concentración de gases de efecto invernadero parecida fué hace 3’5 millones de años cuando la temperatura ers 2 o 3 °C superior y el nivel del mar era de 10 o 20 metros más elevado».

Las informaciones fueron publicadas en el Boletín de la OMM, que informa sobre los niveles de concentración de los gases de efecto de invernadero. La cantidad de estas emisones refleja la situación de la atmósfera y de su interacción con la biosfera, litosfera, criosfera y los océanos que absorben un 25% de emisiones.

«El CO2 permanece en la atmósfera cientos de años y en los oceános aún más tiempo. No se ha encontrado, por el momento, una fórmula mágica que permita quitar el exceso de estos gases en la atmósfera», afirmó la vice secretaria general de la OMM, Elena Manaenkova.

El resultado de este estudio de la OMM servirá de documento de trabajo en las próximas negociaciones sobre cambio climático que se celebrarán entre el 2 y el 14 de diciembre en Katowice, Polonia. El objetivo de esta reunión será aprobar la implementación de los acuerdos de París sobre Cambio Climático que limitan el aumento de temperatura a 1,5°C.

En las regiones más secas, los incendios devastadores aumentarán y en las más húmedas las lluvias provocarán inundaciones mientras enormes tempestades podrían producirse sobre los oceános sobre calentados. Hasta ahora los científicos habían estudiado las catástrofes por categorías mientras que ahora advierten que estas pueden producirse en cascada.