ICAL

Nace SOS Sequía, una plataforma ciudadana para concienciar sobre la falta de agua

la producción de energía hidroeléctrica ha descendido a los niveles más bajos desde que existen registros mientras el precio de la luz crece, denuncia la entidad

MadridActualizado:

Javier Martín-Vide, climatólogo, catedrático de Geografía Física de la Universidad de Barcelona y director del Instituto de Investigación del Agua, y José Luis Gallego, naturalista y divulgador ambiental, han puesto en marcha SOS Sequía ( www.sossequia.com), una plataforma ciudadana con el fin de compartir conocimientos, experiencias personales, datos locales e imágenes para generar conciencia sobre la falta de agua que afecta a España.

«SOS Sequía es un punto de encuentro, un lugar común donde todos podemos adquirir y compartir conocimiento sobre la sequía que estamos padeciendo con un doble objetivo: adaptarnos mejor a ella y mitigar sus peores consecuencias. Nuestro acceso seguro al agua está en juego», apuntó Gallego este jueves en un comunicado.

Las cifras ponen de manifiesto que España se encuentra ante el periodo de sequía más grave de los últimos 30 años. Los embalses del país se encuentran casi al 37,2%, 11 puntos menos que el mismo mes del año anterior. Las comunidades más afectadas son La Rioja, donde los embalses están al 14%, Castilla-La Mancha (18%) y Murcia (19%).

SOS Sequía indicó que «esta grave amenaza ya ha empezado a causar estragos desde hace tiempo». Por ejemplo, hay municipios con limitaciones en el consumo de agua, como Cercedilla (Madrid), Andavías (Zamora) y Aguadulce (Sevilla), mientras el Gobierno no descarta limitar el uso del agua durante el próximo año si la situación de sequía persiste.

Además, apuntó que la producción de energía hidroeléctrica ha descendido a los niveles más bajos desde que existen registros (1990), mientras los costes de la electricidad y las emisiones de dióxido de carbono (CO2), la vegetación herbácea ha disminuido por la falta de lluvias, se han producido «cuantiosas pérdidas» en cultivos de secano y regadíos, y faltan pastos para la ganadería.

«Estamos asistiendo a una sucesión continuada de récords, tanto de altas temperaturas como de falta de lluvias, que no pueden considerarse como fenómenos puntuales. Si lo observamos en su conjunto, nos demuestra que el cambio climático ya está aquí y estamos empezando a padecer sus consecuencias», añadió Gallego.