Helene Bouteleau, momentos antes de la entrevista, junto a uno de los flamantes Peugeot 508
Helene Bouteleau, momentos antes de la entrevista, junto a uno de los flamantes Peugeot 508 - FOTOS: JOSÉ RAMÓN LADRA

Mujeres al mando«No nos llegan currículums de mujeres para vender coches»

Mujer y de 43 años, Helene Bouteleau es, desde julio, una «rara avis» en el sector de la automoción. La visión femenina marca el negocio, dice, ya que ellas «deciden el 75% de las compras»

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

A caballo entre Madrid y Lisboa vive Helene Bouteleau desde que en julio pasado la marca Peugeot renovase la dirección general para ambos países, España y Portugal. Una mujer y joven (43 años) parece una «rara avis» en el sector de la automoción, aunque ella huye de tópicos. En el grupo PSA la miden por resultados y eficiencia, así que en su discurso se encadenan términos como «eficiencia» y «objetivos».

Esta economista de cuna francesa, formación lusa e inglesa, y residencia española, es consciente de la«misión» de negocio que tiene encomendada. Dentro de esa atropellada agenda, se relaja en las distancias cortas y contesta dicharachera. Eso sí, viene con los deberes hechos. «He sacado cuentas para la entrevista –confiesa–. Dirijo un equipo de cientos de personas, un 42% son mujeres, y un 58% hombres. Así que no vamos mal».  

¿Cómo despega una mujer en un mundo, como el de la automoción, tradicionalmente de hombres?

Históricamente es un mundo donde la incorporación de las mujeres se hizo de manera muy tardía. Por experiencia, la gente que llega arriba recluta a personas que se parecen a ellas, así que, si no hay mujeres, no se recluta a mujeres. Hoy en día, poco a poco se va superando ese modelo. Estamos dando pasos importantes: un ejemplo de ello es que en el grupo PSA se ha creado una red de mujeres, para que se les dé a ellas la oportunidad de demostrar sus competencias y que tienen un valor añadido para el negocio. La mujer tiene un papel importante en este sector.

La directora general de Peugeot España y Portugal, durante la entrevista
La directora general de Peugeot España y Portugal, durante la entrevista - J. R. LADRA

¿Un sector, todavía machista?

Yo diría que en la actualidad ya no importa si eres hombre o mujer. El objetivo es que la marca consiga los mejores resultados posibles con el equipo y conseguir crecer. A este nivel, ya hemos superado además las dificultades que hemos podido tener en el camino. Es cierto que la mayoría en el departamento de ventas (la red de concesionarios) son hombres, pero porque no llegan muchos currículums de mujeres. Ya tenemos a mujeres jefas de zona, y es importante para la diversidad, porque el 50% de nuestros clientes son mujeres; y detrás del 50% del resto de las decisiones que toman los hombres también están las mujeres, así que yo diría que sobre un 75% de quienes deciden la compra del vehículo son las mujeres, así que es esencial tener en cuenta su visión del negocio.

Ha dicho haber superado dificultades. ¿Ha sido más difícil para usted trabajar con jefes o con jefas?

Estaba pensando en que solo tuve hombres jefes.

¿Se siente extraña siéndolo?

No. Te encuentras en la cultura de una empresa, y mucho más que ser un hombre o mujer, hay muchos otros elementos que entran en consideración: sobre todo tu experiencia, si has trabajado en varios países, etcétera. El hecho de ser mujer quizás imprime características más femeninas que masculinas (como la escucha activa). Es la suma de toda la experiencia lo que hace que el manager tenga ciertas especificidades y al final se trabaja para lograr objetivos, así que el nivel de exigencia es el mismo para hombres que para mujeres.

En los países donde usted ha adquirido experiencia, ¿hay diferencias de cultura sexista o de trato a la mujer?

Estuve en Inglaterra y la verdad es que la gente es diferente, lo expresa de forma diferente, pero al final te das cuenta de que no hay grandes diferencias. En Francia, Portugal, España... somos similares.

¿Aboliría las azafatas en salones de coches como el de Ginebra? ¿Y en competiciones deportivas vinculadas al mundo del motor?

Ese formato está pasado. Perseguimos los resultados, la eficiencia... Por lo que si tienes azafatas, tienen que tener un valor añadido, ya no son azafatas como hace 15 años, son personas que contestan a los clientes sobre el producto y saben de él. Azafatas y azafatos [recalca], pero es verdad que no me parece el mejor formato.

¿Cuál es el tópico machista que persiste en la sociedad y que usted, personalmente, no soporta?

No me gusta el hecho de que tenga que haber un Día de la Mujer, me pone especialmente nerviosa, porque quiere decir que hay 364 días que no son de la mujer. Los días tienen que ser de todos.

Se habla de techos de cristal para las mujeres, ¿qué ve usted desde el techo de su coche Peugeot?

¡Desde mi Peugeot veo el cielo! Al margen de bromas, el techo de cristal existe, pero se ha hecho una progresión sustancial, hay que continuar trabajando para que cada vez haya más mujeres en posición de directivas, pero poco a poco estamos ganando terreno y el techo se va reduciendo.

Si el Gobierno que salga de las urnas el 28 de abril la llama a La Moncloa como representante del sector, ¿qué les demandaría?

Que cuando toman decisiones tengan en cuenta que el sector del automóvil representa el 9% del PIB nacional y el 10% de la población activa, así que tiene repercusiones económicas muy importantes. Hoy en día la antigüedad de los coches de España es una de las más importantes de Europa, más de 12 años, hablamos siempre de contaminación y renovar el parque de los coches más antiguos sería un punto importante para el sector y para responder a cuestiones de su contaminación.

Siendo francesa me veo obligada a preguntarle si es allí oro lo que reluce en materia de conciliación, guarderías, etcétera, todo lo que parece que falta en España...

Es verdad que hay un sistema de guarderías y una profesión que se ha desarrollado en paralelo para complementar todas las guarderías que es muy útil para conciliar vida profesional y familiar y tener un soporte; pero España está mucho más avanzada en otros asuntos, como en la ley contra la violencia de género. Al final cada país tiene sus puntos débiles y sus puntos fuertes.

¿Para usted qué es una mujer realizada?

Es una mujer que tiene equilibrio entre su vida personal y familiar y laboral. Mi equilibrio puede no ser el mismo que el de otro, cada uno encuentra el suyo propio y ha de buscarlo.