La Ministra de Educación, Isabel Celaá
La Ministra de Educación, Isabel Celaá - Maya Balanya

La ministra rectifica su «desliz» en el Congreso, tras las críticas del sector

Isabel Celaá, tardó unas horas en darse cuenta del error que había cometido durante su comparecencia

MadridActualizado:

La ministra de Educación, Isabel Celaá, tardó unas horas en darse cuenta del error que había cometido durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados, al referirse a sus planes sobre el futuro de la educación concertada.

O no utilizó la expresión acertada, o le traicionó el subconsciente, pero lo cierto es que afirmó que la concertada «puede estar, o no estar» en el sistema educativo. Minutos antes, había adelantado que se eliminará de la Lomce el requisito de «demanda social» para abrir nuevas líneas de concertadas. O lo que es lo mismo, a más demanda, más concertada.

El sector salió en tromba a denunciar lo que consideraba un ataque a la libertad de enseñanza y la ministra salió en defensa de la concertada el viernes, por si no se le había entendido bien.