Cultivo de una cepa de legionella en laboratorio
Cultivo de una cepa de legionella en laboratorio - FABIÁN SIMÓN
Sanidad

La legionelosis provoca 76 afectados en Ciudad Real

Una semana después del inicio del brote en la localidad de Manzanares, 20 personas permanecen todavía hospitalizadas

TOLEDOActualizado:

En menos de una semana, el brote de legionella de la localidad de Manzanares en Ciudad Real ha pasado de siete afectados a 76 casos, de los cuales 20 permanecen hospitalizados. Estos son los los últimos datos de la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha, que informó de que una de las personas ingresadas en el Hospital General de Ciudad Real permanece en la Unidad de Cuidados Intensivos, mientras que 56 de los afectados desde que surgiera el brote han sido dados de alta o no han requerido hospitalización.

Según confirmó ayer a Efe el director general de Salud Pública, Manuel Tordera, el periodo de incubación de la enfermedad se establece entre dos y diez días, por lo que aún pueden aparecer nuevos casos hasta el día 23 o 24 de diciembre. Sobre los posibles focos, Tordera señaló que, a mediados de esta semana, aparecieron indicios positivos en dos lugares ubicados en el centro urbano de Manzanares. Y explicó que, para confirmar la presencia de la bacteria se ha realizado un cultivo, que es un procedimiento algo más lento y del que aún esperan resultados.

Salud Pública busca la bacteria de la legionella en todas las torres de refrigeración existentes en la localidad, así como otras instalaciones denominadas de riesgo, pero aún no está claro dónde está la fuente del contagio.

Los síntomas

Hasta que no se localice el foco de la infección, se mantiene en alerta a los centros sanitarios de la zona para que identifiquen a posibles afectados. Se ha informado tanto a las Urgencias del Hospital Virgen de Altagracia de la localidad, como a los servicios de Urgencias de Atención Primaria de localidades cercanas. Son sospechosas las personas que ingresen con síntomas de neumonía o infección respiratoria.

Los síntomas más frecuentes son cansancio, fiebre, alteraciones gastrointestinales, tos, dolor de cabeza y fatiga muscular y dificultad respiratoria.