La ministra de Educación y Formación Profesional y portavoz del gobierno, Isabel Celáa
La ministra de Educación y Formación Profesional y portavoz del gobierno, Isabel Celáa - EFE

Los informes que desmontan a Celaá: los alumnos catalanes no tienen un nivel adecuado de castellano

El nivel de lengua española de los estudiantes catalanes ha estado envuelto de polémica desde hace años por la aplicación del sistema de inmersión lingüística en catalán, que excluye al castellano como lengua vehicular de la enseñanza

BARCELONAActualizado:

El nivel de lengua española de los estudiantes catalanes ha estado envuelto de polémica desde hace años por la aplicación del sistema de inmersión lingüística en catalán, que excluye al castellano como lengua vehicular de la enseñanza.

Según el actual modelo lingüñistico vigente, los alumnos tienen tan sólo 2 horas semanales en castellano (únicamente la asignatura de este idioma), mientras que los del resto de España tienen unas diez asignaturas en esta lengua con 25 horas semanales.

Pese a esta considerable diferencia de dedicación horaria, la Generalitat y ahora el Ministerio aseguran que los alumnos acaban la etapa de escolarización obligatoria con un total dominio de las dos lenguas oficiales. De hecho, ayer compareció en el Congreso la ministra de Educación, Isabel Celaá tras la petición del Partido Popular, Unidos Podemos y Ciudadanos para que explique el anteproyecto para modificar la Lomce en la Comisión de Educación.

El documento, consultado por ABC, concede total libertad al gobierno catalán para perpetuar su modelo de enseñanza monolingüe en catalán (la inmersión) y seguir discriminando a la lengua oficial del Estado en las aulas.

Sin embargo, la ministra defendió su propuesta y aseguró que trata de combinar el aprendizaje de castellano en las comunidades con otra lengua, cuyo aprendizaje también debe garantizarse. «Se hace hincapié en la necesidad de que todo el alumnado termine la educación básica con el nivel adecuado en la capacidad de expresarse oralmente y por escrito en una y otra lengua».

La pregunta, sin embargo, es si es posible obtener un mayor dominio de una lengua dedicándole diez veces menos horas de estudio. Algunos estudios publicados estos últimos años indican que no.

Los alumnos castellanohablantes de Cataluña fracasan el triple que los de Madrid en comprensión lectora

El último informe PIRLS (Progress in International Reading Literacy Study), que evalúa las competencias de los estudiantes de cuarto curso de Educación Primaria, constata que los alumnos castellanohablantes de Cataluña fracasan el triple que los de Madrid en comprensión lectora. Convivencia Cívica Catalana (CCC), asociación que lleva años batallando por la defensa del castellano en las aulas catalanas, que ha analizado los datos del informe internacional, atribuye estas deficiencias al sistema de inmersión lingüistica, que impone el catalán como única lengua vehicular en la enseñanza «creando una importante fractura social y desigualdad educativa.

Según revelan los resultados de estas pruebas, un 30 por ciento de alumnos castellanohablantesde de Cataluña fueron incapaces de superar el nivel bajo de comprensión lectora, el triple que en la Comunidad de Madrid (9 por ciento) y casi el doble que la media española (16 por ciento). En cuanto a puntuaciones generales, los niños castellanohablantes que estudian en Cataluña obtuvieron en esta evaluación internacional una puntuación media de 514 puntos, casi cuarenta puntos por debajo de sus compañeros castellanohablantes en Madrid (552) y unos 20 puntos por debajo de la media de España (536).

Los resultados de PIRLS también muestran que Cataluña es la comunidad autónoma de España donde más alumnos castellanohablantes de cuarto de Primaria (nueve años de edad), admiten no sentirse seguros a la hora de leer un texto. Un 27 por ciento de estudiantes castellanohablantes en Cataluña reconocen no tener seguridad en la lectura, nueve puntos por encima del promedio de España (18 por ciento) y casi el doble que los alumnos castellanohablantes en la Comunidad de Madrid (15 por ciento), según denuncia CCC.

Carencias en ortografía, gramática y literatura española

Los alumnos catalanes comprenden el castellano pero no tienen el mismo nivel de dominio de esta lengua que los estudiantes del resto de comunidades autónomas. Así lo pone de manifiesto un estudio realizado por Convivencia Cívica de Cataluña (CCC) en base a informes del Ministerio de Educación y de la Generalitat. Según denuncia CCC, del análisis de los datos del estudio puede afirmarse que «los alumnos catalanes muestran carencias relevantes en ortografía, gramática y literatura de lengua española» comparado con sus homólogos de otras comunidades.

Su nivel de dominio superficial del castellano, a nivel de mera comprensión, es, sin embargo, similar al del resto de escolares españoles. La entidad atribuye estos déficits en el conocimiento del idioma al actual sistema de inmersión lingüística, por el que los alumnos solo reciben dos horas semanales de clases en castellano, frente a las 25 horas lectivas en esta lengua que reciben el resto de estudiantes españoles.

Los castellanoblantes fracasan el doble que los catalanohablantes

Los alumnos castellanohablantes fracasan en Cataluña el doble que los catalanohablantes El análisis de los resultados de PISA 2015 permite constatar que en Cataluña el ratio de fracaso de los alumnos castellanohablantes es el doble que el de los catalanohablantes. Así, un 20.3% de los alumnos castellanohablantes no consiguieron superar el nivel mínimo de PISA en matemáticas en Cataluña, más del doble que el 10.1% de catalanohablantes en esa misma situación.

El peor rendimiento académico de los alumnos castellanohablantes respecto a los catalanohablantes en Cataluña se constata en todas las materias evaluadas por PISA y en ambos sexos: tanto en chicos como en chicas. Un 50% más de fracaso de castellanohablantes en Cataluña que en Madrid El estudio constata además que los estudiantes castellanohablantes en Cataluña muestran un ratio de fracaso un 50% superior al de los castellanohablantes en Navarra, Aragón o Madrid, autonomías con similar nivel de desarrollo que la catalana donde tienen la posibilidad de estudiar en su lengua materna.

Los inmigrantes en Cataluña fracasan el triple que en otras comunidades

El fracaso escolar de los niños inmigrantes en Cataluña triplica el de de sus compañeros autóctonos,poniendo de relieve los «graves problemas y carencias» en la integración de aquellos, según un informe elaborado por Convivencia Cívica en base a datos de PISA 2015.

Según los datos del informe de la OCDE, el fracaso de los estudiantes inmigrantes en Cataluña (32%) triplicó al de sus compañeros autóctonos (11%). La diferencia de rendimiento entre alumnos inmigrantes y nativos en Cataluña es significativamente elevada (62 puntos), notablemente superior a la media de la Unión Europea (38 puntos) y la media de España (42 puntos). La entidad cívica indica que «cabe remarcar que los 62 puntos en la escala de PISA equivalen aproximadamente a un retraso de 20 meses de escolarización de los alumnos inmigrantes respecto a los nativos en Cataluña, una diferencia que se reduce a 13 meses en el resto de España y a 12 meses en la UE».

Un fracaso del 40% superior al de los castellanohablantes del País Vasco

En el sistema educativo catalán el fracaso de los alumnos castellanohablantes es el doble que el de los catalanohablantes. Así lo apuntaron los datos de PISA en 2012. Según el informe de la OCDE, el 23% de los alumnos castellanohablantes no consiguió superar el nivel más bajo de PISA, el doble que el 11% de catalanohablantes en esa misma situación. El estudio constató además que los estudiantes castellanohablantes en Cataluña fracasan significativamente más que en otras autonomías

similares. Por ejemplo, en PISA 2012 el ratio de fracaso de los alumnos castellanohablantes de Cataluña fue un 40% superior al de los castellanohablantes en el País Vasco y la Comunidad de Madrid, comunidades con similar renta per cápita, desarrollo social y nivel de población urbana que la catalana.