Cremà de la noche de San Juan - J.C. SOLER

Una ruta por las hogueras de San Juan

Playas, plazas y calles de toda España celebran una noche mágica donde el fuego y el agua son los grandes protagonistas

MADRID Actualizado:

De Galicia a Andalucía pasando por Cataluña o Comunidad Valencia, España vive estos días las fiestas de San Juan que tienen su colofón con la celebración de las hogueras. En la costa las playas son el lugar preferido mientras que en el interior las plazas y calles se llenan de luz con el fuego y el agua como protagonistas y las sardinas como invitadas de honor. Todo un mundo de ilusión y superstición para celebrar una fiesta en la noche más larga del verano. Si aún no tienes planes ahí van algunas propuestas para bailar sobre el fuego y purificarte con el agua. El primer destino del recorrido no podía ser otro que Alicante. Las Hogueras son las fiestas oficiales de la ciudad y están declaradas de Interés Turístico Internacional. Al igual que las Fallas en Valencia, Alicante planta las «hogueras», monumentos artísticos de madera, cartón, corcho y pintura que serán devoradas por el fuego la noche del 24 de junio, el día siguiente a la noche de San Juan. La fiesta se vive en las playas y calles, donde la gente come la tradicional «coca amb tonyina» (coca con atún) y las bacores (brevas). Además de en la ciudad de Alicante, se celebra la fiesta de hogueras en otras localidades alicantinas como Torrevieja, Guardamar del Segura, Jávea, Denia, el Raval de San Juan de Elche, Benidorm o San Juan de Alicante.

De Alicante a Málaga

La segunda escala de la ruta de las «hogueras» nos lleva hasta Málaga. Todos los años la noche del 23 de Junio miles de malagueños pasan la noche en la playa para festejar la llegada del verano. La costumbre manda llevar todo lo necesario para que el festejo. A la leña para las hogueras se une los deseos escritos en un papel para quemar y la buena música para disfrutar del pescaíto en la playa. A las 12:00 de la noche se queman las populares «Júas». Se saltan las ascuas y se bañan en el mar, pidiendo tres deseos. En Almería se encienden hogueras por toda la playa y tiene lugar una verbena popular en el Palmeral acompañada de fuegos artificiales a medianoche. En algunas ciudades de Cádiz se queman muñecos de trapo llamados «Juanillos», se tiran fuegos artificiales y se montan verbenas. Cabe destacar Vejer de la Frontera y su «toro de fuego», que consiste en una muchedumbre que corre delante de un toro hecho de hojalata que arroja material pirotécnico.

En Granada, destacamos Lanjarón donde el día 24 se celebra la Fiesta del Agua y del Jamón. En Motril se encienden hogueras en la playa y se permite acampar, se piden 3 deseos escritos en papel al fuego y se tiran 3 cosas negativas al mar para que la marea se las lleve. Existe la costumbre de que las mujeres se laven la cara con agua del mar para estar más hermosas el año venidero.

De Andalucía a Cataluña

En cataluña, la «Verbena de San Juan» o «Noche del Fuego» es similar a la de Alicante, se preparan hogueras y con la puesta del sol se prenden fuego con antorchas. Es entonces cuando empieza la fiesta que durará toda la noche. Los niños y jóvenes lanzan miles de fuegos artificiales y artículos pirotécnicos creando una noche de sonido y color. En la cena es tradicional la coca de Sant Joan (coca de San Juan) como postre y todo regado con cava.

Hogueras en el País Vasco

Al igual que en el resto de España, estas fiestas están muy arraigadas en el País Vasco, se celebran en todos los pueblos y ciudades, mediante hogueras en las plazas de los barrios o en la playa. Es tradición que al final se proceda a saltar la hoguera, o se haga un fuego menor para poder saltar y liberarte. También es común encontrarte con adolescentes que llevan sus apuntes del curso para quemarlos en el fuego. Son fiestas patronales de diferentes pueblos, como por ejemplo Hernani, Salvatierra o Andoáin.

En Asturias, la «Nueche de San Xuan» más famosa es la de Mieres aunque también son importantes la de Langreo y Corvera sin olvidar las multitudinarias hogueras que se celebran en la Playa Poniente de Gijón y en la Plaza de la Catedral de Oviedo.

En Cantabria, aún se conservan las prácticas ancestrales típicas de esta noche mágica: Saltar sobre las hogueras, pisar las cenizas aún candentes, danzar a su alrededor, hacer pasar junto a ellas a la «cabaña», o llevar el fuego por los campos de cultivo del pueblo para purificar la cosecha.

Es una noche de leyendas entre la que destaca la de «La Montaña» y los «Caballucos del Diablo». Estas leyendas otorgan a estos personajes la facultad de aguar la fiesta a los danzantes y a quienes se reúnen alrededor del fuego.

Galicia, tierra de leyendas

Pero si hay algún lugar de España donde abundan las leyendas estos días es sin duda Galicia en donde se celebra desde tiempo inmemorial la noche del solsticio de verano, establecida desde el cristianismo en la noche de San Juan con ritos ligados a la fertilidad y purificación. Toda Galicia arde esta noche. Tierra de supersticiones de esta noche mágica se dice que se comunica el mundo del más allá con el del más acá.

Las hogueras se encienden llegado el día 24, es decir, pasada la media noche. Se le atribuye protección y buena suerte al hecho de saltar nueve veces una hoguera. También nueve veces había que recibir olas en La Lanzada, para aumentar la fertilidad femenina.

En la ciudad de La Coruña la fiesta ha logrado el mérito de ser considerada como Fiesta de Interés Turístico Nacional. Los coruñeses celebran la llegada del verano con multitud de hogueras, sardiñadas y buen ambiente en una fiesta que cada año atrae un mayor número de turistas. La comida típica de esa tarde-noche son los cachelos y las sardinas asadas.

En Canarias esta festividad se celebra en todo el archipiélago la noche del 23 de junio y la madrugada del 24. Es una gran tradición en la isla de Gran Canaria y sobre todo en su capital Las Palmas de Gran Canaria pues la ciudad se fundó el día de San Juan de 1478 y suele tener actos previstos para festejarlo toda la semana.

En Mallorca, Formentera e Ibiza se organizan hogueras en las plazas y no faltan la música y los bailes. A las doce, la hora mágica, es el momento de sumarse al ritual de la depuración por medio del fuego. Según la tradición, ha de echarse a la hoguera algo viejo o un papel donde esté escrito todo lo que nos gustaría cambiar. Mientras se quema en las llamas, damos tres saltos seguidos. También es frecuente hacerlo en las playas o calas donde se hacen hogueras y a las doce, de espaldas, se lanzan tres monedas al mar, cada moneda es un deseo.

En el resto de España son multitud los lugares que viven estos días la fiesta del agua y del fuego. En Valladolid, por ejemplo, el día 23 se reúnen cientos de jóvenes en la Playa de Las Moreras. Música, comida y bebida son el complemento perfecto al agua y al fuego para pasar una noche rodeada de magia, tradiciones y leyendas.